Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

viernes, 18 de abril de 2014

Comunicado del SEOM sobre la represión a municipales en San Pedro de Jujuy

(Prensa Jujuy)
UNO DE LOS CORTES PRODUCIDOS AYER EN SAN PEDROEl jueves 17 de abril, alrededor de las 18 horas, policías de la provincia reprimieron en San Pedro (Jujuy) a un grupo de mujeres municipales, quienes estaban acompañadas por algunos dirigentes del SEOM. Del operativo, varios resultaron heridos y otros detenidos.

Todo comenzó cuando un grupo de empleadas municipales, quienes este mes no cobraron nada de su sueldo por descuento de los días de huelga, vieron al intendente de San Pedro, Julio Moisés, junto al ex jefe de Gabinete y actual diputado provincial, Carlos Lops, tomando un café en un drugstore de calle Rogelio Leach, a metros de la Seccional 9º de policía.

Las compañeras empezaron a entonar cánticos en contra del intendente, quien respondió con gritos e improperios, lo cual tensó aún más la situación. En esos momentos, aparecieron los efectivos policiales pertrechados con armas antidisturbios. Intentaron apoderarse de uno de los vehículos del SEOM y dio inicio un forcejeo cuyo desenlace fue la detonación de balas de goma y de granadas de gases lacrimógenos. Hubo varios heridos, pero el más grave resultó ser nuestro secretario Gremial, Sebastián López, quien recibió tres balazos en el rostro, uno de ellos impactando en el ojo izquierdo. El próximo lunes será intervenido quirúrgicamente en el hospital público de la capital jujeña, ya que una tomografía reveló que tiene comprometida esa delicada zona con esquirlas de balas de goma.

Disparos a la cara

Hacemos notar que la metodología de ataque de las fuerzas represivas es dispararnos SIEMPRE hacia el rostro, buscando producir el mayor daño posible, sobre todo en órganos tan sensibles como los ojos. Hasta ahora, no se había visto este tipo de táctica represiva en las fuerzas policiales y aparece en forma simultánea a los reclamos del SEOM Jujuy.

Nuestras reivindicaciones

Los reclamos gremiales son numerosos, porque el abuso, la explotación y la precarización laboral son de una gravedad escandalosa en ese municipio. Los puntos más significativos son el pago del jornal completo para los compañeros de áreas operativas, así como el pago de los días de huelga del mes de febrero y del mes de marzo. Estos temas tuvieron un principio de solución en el marco de la conciliación obligatoria dictada por la Dirección Provincial de Trabajo, hasta que el Gobierno de la Provincia renunció a la neutralidad y elevó las actuaciones a Fiscalía de Estado que emitió un dictamen político (e ilegal)  contra los trabajadores. De este modo, los compañeros sufrieron el descuento de 4 días de huelga de febrero y 14 días de huelga de marzo. Muchos, cobraron la suma de “$ 0,00”. El SEOM tuvo que organizar un operativo de asistencia alimentaria para estos compañeros que –literalmente- no tienen qué darles de comer a sus hijos.

Otros reclamos son: mala liquidación de los sueldos, siendo los más afectados los jornalizados, violación que se agudizó cuando la lucha empezó a ser más orgánica a través del gremio; hay compañeros que, trabajando 28, 29 días, les liquidan entre 6 y 15 días; no se respeta, en algunos casos, la jornada laboral: hay compañeros que trabajan jornadas de 8 horas de lunes a lunes, cosa que está pasando, por ejemplo, en la terminal de ómnibus de San Pedro, donde los jornalizados trabajan en tres turnos rotativos; tenemos el incumplimiento en el pago de asignaciones familiares; pagan mal la antigüedad de los compañeros; esto, sin contar la persecución laboral de la que son objeto por parte de Julio Moisés y de alguno de sus funcionarios.

Mientras los trabajadores mantenemos nuestra dignidad en la lucha (a pesar de que se pretende mostrarnos como vagos y delincuentes), la otra parte que es el Estado municipal ha activado una operación de contraataque contra los municipales, no sólo en lo policial y judicial, sino organizando fuerzas de choque que continuamente están amenazando a los delegados y a los miembros de Comisión Directiva del SEOM con tomarse “venganza”, cuando no a través de ataques directos a su integridad física. Uno de los más amenazados es el Vocal Titular del gremio, Santiago Seillant, quien ha mostrado una incansable entereza a la hora de realizar los planteos sindicales correspondientes, actitud que, como era de esperarse, no ha caído nada bien en funcionarios soberbios, corruptos e incompetentes.

Censura a la libertad de prensa y eliminación de pruebas

En la jornada del jueves, mientras la policía reprimía a las mujeres, fue arrestado el compañero del Equipo de Prensa del SEOM y de la Comisión de Derechos Humanos, Álvaro Sandoval, junto a dos compañeras municipales. Una de ellas, tenía en sus brazos a su hija discapacitada y se la arrebataron para poder detenerla. Esa niña tiene que ser intervenida quirúrgicamente el día domingo. Esta municipal estaba con su hija porque el intendente Moisés dispuso que, como represalia, no le paguen la asignación por hijo discapacitado que legalmente debe percibir. A ese extremo llega la inescrupulosidad de estos dictadores municipales.

También hacemos notar que Álvaro Sandoval, como integrantes del Equipo de Prensa del SEOM, fue detenido mientras cumplía su tarea como tal. Por ello denunciamos no sólo el cercenamiento de los derechos laborales, sino la represión como método directo de la censura a la libertad de expresión. Sandoval se encontraba filmando la represión y los efectivos lo golpearon y se lo llevaron, impidiéndole continuar con su tarea y poniendo en riesgo su integridad física. Al salir del lugar de detención, revisó su cámara y habían sido borrados todos los videos.

Tras los enfrentamientos, los municipales salieron a la calle y en señal de repudio cortaron algunas arterias de San Pedro, medida que culminó cuando fueron liberados los compañeros que habían sido detenidos y devuelto el vehículo del gremio, luego de la intervención del ministro de Gobierno, Alberto Matuk, quien se trasladó a San Pedro donde mantuvo un contacto con el titular de nuestro gremio, Carlos Santillán, comprometiéndose a canalizar el conflicto por la vía del diálogo, a partir de la próxima semana. Mientras tanto, varias áreas operativas están paralizadas por los compañeros del SEOM San Pedro, quienes con justa razón descreen de la mediación de autoridades que vienen demostrando estar en contra de los intereses de los trabajadores.

Escalada de violencia

Alertamos que la escalada de violencia que ha generado Moisés conduce inexorablemente a mayores enfrentamientos con la clase trabajadora y aparentemente busca sentar un precedente de gestión y mano “dura” a los municipales con la falsa creencia de que no hay que responder a los reclamos de la gente, para que los demás municipios jujeños supuestamente se eviten una andanada de reclamos similares. Buscan hacer creer que una solución a las justas reivindicaciones, pondría en peligro la paz social. Es una visión enfermiza de la protesta de los trabajadores municipales e intentan transmitir esta visión a la sociedad en su conjunto.

Reiteramos que siempre la predisposición del SEOM ha sido la de dialogar. El hecho de que un grupo de compañeras que no tienen qué darle de comer a sus hijos haya escrachado a Moisés en un drugstore, no es motivo para haber lanzado semejante represión contra ellas y contra los pocos varones que se encontraban presentes en el lugar.

Hacemos responsables al Gobierno Nacional, Provincial y Municipal sobre eventuales hechos que pudieran sucedernos.

Cómo sigue la lucha

Vale recordar que el último Plenario de Delegados del SEOM resolvió paro por 48 horas en toda la provincia a partir del lunes próximo, con movilización. Dicha medida fue ratificada en todos sus términos.