Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

viernes, 11 de abril de 2014

El camino de gobiernos "Progresistas" en América Latina

El FMI dice que el Gobierno pidió volver a negociar
Por Paula Lugones
Christine Lagarde, su jefa, contó que la cooperación surgió por pedido de la Argentina. Y que está “encantada” de ver a Kicillof asistir a la Asamblea del Fondo en Washington este fin de semana.
Y Kicillof entró al FMI. El ministro ayer en una reunión del G-20 dentro del organismo. Escuchó la charla en inglés junto a un representante del BCRA/AFP

Washington. El ministro de Economía Axel Kicillof aterrizó ayer en Washington para su debut oficial en la Asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional, el organismo que el gobierno tanto ha criticado y con el que ahora intenta un acercamiento. Christine Lagarde, la jefa máxima, le ofreció una virtual bienvenida con una aclaración: “Reiniciamos la cooperación con las autoridades argentinas el año pasado, a pedido de las autoridades argentinas ”.
En una entrevista con la cadena CNN en español difundida anoche, la Directora Ejecutiva señaló que estaba “encantada” de que Kicillof viniera a la reunión del FMI “a discutir los avances” en el vínculo con el organismo.
“Espero que podamos confirmar que ambas partes podemos trabajar juntas”, señaló.
Ante una pregunta sobre el tema, Lagarde aprovechó también para contestar a Jorge Capitanich. El jefe de Gabinete había criticado el miércoles el duro informe del FMI (que comparaba a la Argentina con Venezuela) diciendo que el reporte tenía un “sesgo ideológico” y acusando al organismo de ser el causante de las peores crisis del país. La francesa dijo que “el Fondo no está sorprendido, yo tampoco”, por las declaraciones, y en ese marco resalto que fue la Argentina la que pidió reanudar la relación, interrumpida desde hace 76 meses, cuando nuestro país decidió no reconocer el Capítulo IV de los reglamentos de la organización y por eso el país no acepta la revisión de su economía, al igual que Venezuela, Ecuador, Egipto, Eritrea, entre otras naciones.
“Reiniciamos la cooperación con las autoridades argentinas el año pasado, a pedido de las autoridades argentinas. Se hizo la evaluación del sector financiero, ahora estamos revisando las reformas y los cambios” en los índices de inflación, PBI y su metodología. “Seguiremos teniendo un diálogo productivo y debemos cumplir las reglas: tenemos estándares que se aplican, que se acuerdan con toda la membresía”. Y que las naciones miembros del Fondo , “no están lideradas por ideología sino por la determinación de comparar zanahorias con zanahorias, manzanas con manzanas”, en alusión a las estadísticas del INDEC, que habían sido duramente cuestionadas por el organismo.
Lagarde habló del nuevo índice, presentado en enero por el ministro Kicillof y que el organismo está evaluando. “Sé que las autoridades argentinas están restableciendo sus números para calcular su PBI.
Sólo necesitamos ver cómo se están haciendo y evaluar los números. No podemos sacar conclusiones en cuestión de una semana. Hacemos investigaciones y trabajos estructurales, fundamentales, no hacemos cosas a la ligera ni decimos cosas a la ligera”, señaló.
Por la tarde, Lagarde estuvo en la amplia mesa del G-20 (una reunión de ese grupo que integra Argentina y sucedió dentro del marco de la Asamblea del Fondo) con Kicillof. Pero estaban en la otra punta y no tuvieron la ocasión de saludarse. A la noche quizás pudieron estrecharse la mano en una cena en el edificio del FMI sobre la avenida Pennsylvania.