Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

martes, 21 de enero de 2014

TEXTIL BOLO: Justifican tener al personal en negro porque son "bolivianos"

(Agencia Walsh) 
Cuando parecía que la situación de los 85 costureros del taller textil Bolo, ubicado en el barrio porteño de Parque Chacabuco, comenzaba a resolverse, ayer la dueña Mónica Mariel Bolo, incumplió nuevamente con el acuerdo que se había firmado en el Ministerio de Trabajo. No reabrió el taller, ni pagó los salarios. Además de no cumplir lo pactado, el socio y cuñado de Bolo, José Pose, afirmó a viva voz que si tenía a los trabajadores precarizados es porque los bolivianos "son unas ratas negras".

Video de "La Alameda"

Buenos Aires, 21 de enero de 2014 (http://www.diarioregistrado.com/).-

Textil Bolo: justifican tener al personal en negro porque son "bolivianos"

El socio y cuñado de Mónica Mariel Bolo, dueña del taller textil ubicado en Parque Chacabuco, fue filmado cuando dijo que los bolivianos "son una rata negra" como argumento para no pagarles el salario y dejarlos en la calle.

Cuando parecía que la situación de los 85 costureros del taller textil Bolo, ubicado en el barrio porteño de Parque Chacabuco, comenzaba a resolverse, la dueña Mónica Mariel Bolo, incumplió nuevamente con el acuerdo que se había firmado en el Ministerio de Trabajo. No reabrió el taller, ni pagó los salarios.

Además de no cumplir lo pactado, el socio y cuñado de Bolo, José Pose, afirmó a viva voz que si tenía a los trabajadores precarizados es porque los bolivianos "son unas ratas negras".

El taller textil ubicado en Zañartú 608, confeccionaba ropa para las marcas Montagne, Cheeky, Mimo, Prestige y Wilson, cerró sus puertas hace 40 días sin previo aviso. Además de trabajar en condiciones precarias, los costureros no cobraban el sueldo desde octubre.

Este lunes era el último plazo que le dio el Ministerio de Trabajo a Bolo para reabrir el taller, reponer las maquinarias y presentar el plan de pago.

"El taller no abrió", confirmó Shirley, costurera del lugar, este lunes. Y agregó que: "la dueña vino en el fin de semana, se llevó ropa y papeles, eso da indicios que no quiere reabrir", dijo a Diario Registrado.

Anteriormente, Mariel Bolo debía reponer las maquinarias y reabrir el taller el jueves pasado, sin embargo no cumplió con lo pactado. El viernes la cartera laboral fijó como último plazo este lunes, y nuevamente se estafó a los trabajadores.

Además, Bolo tampoco se presentó a la audiencia en las oficinas de Trabajo, en la cual tenía que dar explicaciones por los incumplimientos.

"No se presentó a la audiencia y se sigue riendo del ministerio y de nosotros", explicó Shirley.

La cartera laboral dictó para este miércoles una nueva audiencia. La misma debería obligar a los dueños del taller a regularizar los sueldos atrasados. Además, de la titular del taller, también deben presentarse los representantes de las grandes marcas de indumentaria, responsables solidarias de la precaria situación que atraviesan los costureros.

El video que muestra la discriminación:

El socio y cuñado de Mariel Bolo, fue filmado por la funación La Alameda cuando se refirió de manera discriminatoria hacia los empleados extranjeros que trabajan en el taller.

En lo que es una clara ofensa para los pueblos hermanos, Pose justifica de tener a los empleados en pésimas condiciones porque son "bolivianos".

“El boliviano es una rata negra, que el Estado deja entrar impunemente”, dijo José Pose, cuñado y socio de Mónica Mariel Bolo, sobre los trabajadores dentro de la comisaría 34.

Shirley, una de las costureras