Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

domingo, 17 de junio de 2012

Ordenaron al juez investigar la causa política del crimen


(Agencia Walsh)
SUPPO(AW) Luego de largos meses, hubo novedades en la causa por el asesinato de Silvia Suppo, la sobreviviente de la dictadura y testigo en causas de lesa humanidad que fue asesinada el lunes 29 de marzo del 2010 en la ciudad de Rafaela. La Cámara de Apelaciones de Rosario le dió lugar a la apelatoria de los hijos de Silvia, señalando al juez Reinaldo Rodríguez que comience la investigación sobre la causa política del asesinato.




Por Indymedia Rosario
rosario@indymedia.org

Además, pocos días antes, fue detenido el genocida Oscar Farina, en relación a la causa Hattemer-Destéfani-Suppo, que ya tiene diez años de iniciada, y en la que Silvia era querellante.
Por otro lado, el comisario y abogado Juan José Mondino -quien era Jefe de la Unidad Regional V cuando Silvia fue asesinada- fue nombrado Coordinador de Prevención en Seguridad de la ciudad de Rafaela, un importante cargo político que "atravesará todas las áreas del municipio, en todo su esquema social y territorial", según sus propias palabras. Bajo la jefatura de Mondino la policía cometió una larga serie de irregularidades que afectaron la investigación del asesinato y que todavía no han sido aclaradas.
Sobre todos estos temas dialogamos con Marina Destéfani, hija de Silvia Suppo. 
Hubo novedades en la causa abierta por el asesinato de Silvia Suppo. Particularmente, la Cámara de Apelaciones de la ciudad de Rosario finalmente tomó una determinación respecto a un planteo que ustedes habían realizado, me gustaría que nos cuentes sobre esto.
Marina Destéfani: - Para entender un poco de dónde viene esto, habría que hacer un racconto de lo que viene pasando. Recordar que en enero de este año, hubo dos medidas que tomó el juez Reinaldo Rodríguez en dos causas. Una en la que se investiga el asesinato de Silvia, y otra en la que se investiga el secuestro durante la dictadura de quien fuera el novio y compañero de Silvio, Reinaldo Hattemer.
En lo que respecta a la causa del asesinato, tiene que ver con la decisión de sobreseer a dos personas que habían sido señaladas por un testigo de identidad reservada. Que se decide desvincularlas de la causa. Las dos personas no son Cóceres ni Sosa (actualmente acusados de la autoría material del hecho), son otras dos personas (Miguel Á. Mendoza y Emiliano M. Rodríguez) que habían sido identificadas como cómplices o partícipes del hecho por un testigo de identidad reservada en agosto del 2011. Y esta decisión fue apelada porque se toma sin ninguna medida previa, de forma injusta, consideramos nosotros, porque ni siquiera se les toma ninguna declaración. Lo cual no modificaría la situación penal de estas personas, que están cumpliendo condena por otra causa. 
Sin ninguna diligencia previa se toma una medida de este valor. Y así lo entendió la Cámara de Apelaciones de Rosario, dando lugar a nuestra apelatoria. Y no sólo en este sentido, sino que el fallo es mucho más amplio y trasciende esta medida concreta. Porque nuestra misma apelación era mucho más amplia.
También hace lugar a algo que se nos había negado, que es la intervención de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación a través del Programa Verdad y Justicia, que posibilita la intervención de la Policía Aeroportuaria. Es una fuerza que ha demostrado algunos avances en otros accionares que han tenido en distintos lugares del país. A nosotros nos preocupaba sobre todo que se desvinculara de este caso a la Policía de Santa Fe y particularmente, la de Rafaela, sobre la que pesan graves acusaciones. No sólo por su accionar y desprolijidades que habían cometido en esta investigación, sino por las acusaciones contra la misma que hubo en los testimonios de mi papá (Jorge Destéfani, sobreviviente y querellante, fallecido en 2009) y de Silvia. Las sospechas que teníamos sobre esta fuerza. Y que exceden a esta causa en sí.
HIJA_E_HIJO
La Hija y el hijo de Silvia.


Hay una noticia muy reciente relacionada a este tema, y que es muy negativa, que es la designación de Juan José Mondino como Coordinador de Prevención en Seguridad de la Municipalidad de Rafaela. El comisario inspector Mondino era Jefe de la Unidad Regional V el 29 de marzo de 2010, el día que asesinaron a Silvia. La policía que estaba a su cargo es la que llevó adelante los procedimientos investigativos irregulares que constan en la causa.
Nosotros repudiamos esta designación. Nos preocupa no sólo como hijos de Silvia, sino como ciudadanos, como miembros del Espacio Verdad y Justicia que esta persona esté a cargo de nuestra "seguridad". Esta designación evidencia claramente el posicionamiento del poder político local respecto de la causa Suppo, en vez de repudiar o exigirle a este hombre explicaciones, le otrogan un puesto de privilegio. Todo cuadra, ¿no? Siguen pretendiendo cerrar la causa en un homicidio en ocasión de robo, como si fuera un problema de "seguridad".
Por otra parte, agregar que la otra novedad es que por ahí también es positiva, y que a lo mejor ha quedado silenciada, es que el jueves 17 de mayo en la causa Hattemer-Destéfani-Suppo que investiga el secuestro en el año 77 de Silvia con mi papá, el hermano de Silvia junto otros presos políticos de la ciudad, el guardiacárcel Oscar Farina queda citado a indagatoria y posteriormente, preso. Lo cual para nosotros ha sido un signo de avance, esta causa tiene diez años, arranca en el año 2002 y recién con un cambio de fiscal ha habido algunos movimientos, que venimos pidiendo hace mucho tiempo como querellantes. 
- Después de dos años, hay algunas señales alentadoras en la causa. Pero todavía queda un largo camino por recorrer. Cuáles son las medidas que van a tomar en la causa.
- Vamos a insistir en medidas que habían sido frenadas hasta ahora por el sobreseimiento y la inhibición. Se abre ahora un arco de posibilidades que estaban obturadas. No precisamente, como se quiera hacer creer, por parte de la querella. Yo no creo que Reinaldo Rodríguez haya ignorado, cuando dictó su sobreseimiento, que no iba a tener lugar. Es una persona que en su calidad de juez, y por lo tanto instruída, sabía que esto era inconducente. Entonces nuestra pregunta es si el juez es ingenuo o si realmente está dilatando la causa. Para nosotros eso supone una pérdida de tiempo que es fundamental, porque mientras más pasa el tiempo, más se pierden las evidencias, más complejidades pueden circular, más incertidumbre reina.
Entonces, para nosotros, que lo venimos esperando desde enero, fue bastante estresante y paralizante que no se resolviera esta situación. Y también deja a las claras el acompañamiento que hemos recibido. Que ya no es "un capricho", como varias veces nos han dicho. Porque primero nos dá la razón la Cámara de Apelaciones de Rafaela. Luego nos dá la razón la Corte Suprema. Luego nos dá la razón el Tribunal Oral Federal. No olvidemos que el juez Rodríguez cuando recibe la causa lo primero que intenta hacer es elevarla a juicio sin investigación previa, cuando la Corte Suprema se lo había exigido. Y ahora nos dá la razón la Cámara de Apelaciones de Rosario. Entonces a nosotros nos queda muy a las claras, dónde estamos posicionados, quiénes estamos peleando para adelante, quiénes están poniendo palos en la rueda. 
- Después de dos años, hay algunas señales alentadoras en la causa. Pero todavía queda un largo camino por recorrer. Cuáles son las medidas que van a tomar en la causa.
- Vamos a insistir en medidas que habían sido frenadas hasta ahora por el sobreseimiento y la inhibición. Se abre ahora un arco de posibilidades que estaban obturadas. No precisamente, como se quiera hacer creer, por parte de la querella. Yo no creo que Reinaldo Rodríguez haya ignorado, cuando dictó su sobreseimiento, que no iba a tener lugar. Es una persona que en su calidad de juez, y por lo tanto instruída, sabía que esto era inconducente. Entonces nuestra pregunta es si el juez es ingenuo o si realmente está dilatando la causa. Para nosotros eso supone una pérdida de tiempo que es fundamental, porque mientras más pasa el tiempo, más se pierden las evidencias, más complejidades pueden circular, más incertidumbre reina.
Entonces, para nosotros, que lo venimos esperando desde enero, fue bastante estresante y paralizante que no se resolviera esta situación. Y también deja a las claras el acompañamiento que hemos recibido. Que ya no es "un capricho", como varias veces nos han dicho. Porque primero nos dá la razón la Cámara de Apelaciones de Rafaela. Luego nos dá la razón la Corte Suprema. Luego nos dá la razón el Tribunal Oral Federal. No olvidemos que el juez Rodríguez cuando recibe la causa lo primero que intenta hacer es elevarla a juicio sin investigación previa, cuando la Corte Suprema se lo había exigido. Y ahora nos dá la razón la Cámara de Apelaciones de Rosario. Entonces a nosotros nos queda muy a las claras, dónde estamos posicionados, quiénes estamos peleando para adelante, quiénes están poniendo palos en la rueda.