Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

viernes, 19 de agosto de 2011

Fabrican pobres, reprimen la pobreza.

(Agencia Walsh)
CONTINÚA LA TOMA EN CHACARITA
Toma-playon-cHacarita-004Cincuenta familias fueron las que iniciaron la ocupación del playón treinta días atrás en Chacarita. Necesitan un pedazo de tierra y una casa para vivir. El juez Oyarbide ordenó el desalojo diciendo que el predio pertenece al ferrocarril. De un momento a otro vallaron el perímetro. Luego de armado el cerco, quedaron treinta familias resistiendo, a la intemperie, sin ningún tipo de protección contra la lluvia y el frío. Hay cinco niñxs dentro, algunxs separadxs de sus madres. Hay madres dentro, algunas lejos de sus hijxs.
Buscando quebrar a las familias prohibieron el ingreso de agua y alimentos. Nadie puede entrar ni salir del predio. Así quieren ahogar las voces y la solidaridad de lxs vecinxs. 

Así actúan... vallas de contención a la libertad de expresión.
Ante el hambre y la necesidad de vivienda: rejas, exclusión, palos, golpes. Ante el reclamo por la tierra: desnutrición, Chagas, represión y muerte. Formosa y el Indoamericano, Tucumán, Córdoba y Jujuy...Jujuy y el Impenetrable chaqueño, la Patagonia, rebelde.
Comunidades campesinas y originarias cortan ruta y toman tierras mientras que en las ciudades colapsadas, colectivos y asambleas resisten las constantes amenazas de desalojo a casas y hoteles tomados. Los espacios reapropiados y autogestivos se abren a los barrios a través de la cultura y distintos productivos, transformándose en lugares de construcción, de encuentro y debate, en escuelas o salitas sanitarias... en pequeños caracoles zapatistas, avanzando lento, pero desde adentro; creciendo...también lento, pero desde la Tierra, abajo y a la izquierda.
Este es el modelo de país que lxs poderos aplauden, el que busca desalojar, cercar y reprimir toda experiencia de autonomía y poder popular.


Con altos muros, alarmas, perros, rejas y vigilancia se protegen del miedo que tienen de que se haga Justicia.
Y desde ahí miran, tras sus muros nos vigilan, desde sus edificios e instituciones nos parlotean... Vota a este o a aquella si total seguimos con el circo de que ustedes piensan que participan y el pueblo no gobierna si no es a través de sus representantes. Ahora, yo me pregunto: ¿Quien me representa? Nadie. Espejitos de colores y boletas de papel. Minería y soja en el campo y en el monte; negocios inmobiliarios y noches de calle y asfalto en las grandes ciudades. 
Nos mienten. Nos mienten con los números, nos mienten con los hechos. Día a día nos prometen y nos mienten, nos distraen y nos mienten.
Pero nos estamos juntando... Nos estamos mirando a los ojos, nos estamos conociendo y reconociendo; lxs hermanxs QOM de Formosa y del cHaco, las asambleas barriales y los espacios culturales, los bachilleratos populares y los proyectos autogestivos, los colectivos y lxs personajes, las ferias de comercio justo y las huertas urbanas, lxs que estábamos sueltxs, lxs que nos encontramos. Lxs intelectualxs callejerxs y lxs callejerxs intelectualxs, lxs artistas, lxs periodistas, lxs guerrerxs... Nos estamos mirando. Estamos conversando y debatiendo, nos estamos conociendo y aprendiendo...nos estamos uniendo, lxs del campo y del monte, lxs de la ciudad y los barrios, las comunidades, los pueblos, el Pueblo.
Estamos recuperando la confianza en la fuerza transformadora que llevamos dentro, la rebeldía.


Las familias que se encuentran ocupando esas tierras tienen una necesidad real y se la plantean al gobierno porteño de Mauricio Macri y al gobierno nacional de Cristina Fernández de Kirchner: hoy, en el barrio de Chacarita, hay 30 familias que se resisten a ser desalojadas por el juez Oyarbide, la Policía Federal y las mafias del negocio inmobiliario.
Comienza a ponerse en discusión lo que a algunxs les sobra y a otrxs les falta.