Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 20 de agosto de 2011

Sumbe, escuela inolvidable para los cubanos

(Bandera Roja)


Jorge Martínez, en Sumbe

El cubano Orlando González, herido grave en la batalla de Sumbe (Angola, 1984), la calificó como escuela inolvidable y prueba de la necesidad de que los revolucionarios estén siempre dispuestos a combatir.
Tras ver en Bayamo el largometraje que recrea la heroica resistencia de centenares de civiles cubanos y angolanos contra miles de enemigos bien armados, González dijo a la AIN que “una guerra no es bonita ni en película”.
Opinó que su labor por Angola resultó curiosa, pues en 1976 fue como militar, no combatió y pasó a una misión civil (asesor para las construcciones), pero volvió en 1983 y a los pocos meses participó en un rudo enfrentamiento armado.
En marzo de 1984, precisó, era jefe técnico y secretario del núcleo del Partido Comunista de Cuba (PCC) entre los constructores de la Isla en Sumbe, ciudad a 350 kilómetros de Luanda y que no tenía tropas nacionales ni extranjeras.
Gracias a una persistente gestión, dijo, días antes del ataque contrarrevolucionario él llevó desde Luanda las armas empleadas por sus compañeros, al frente de los cuales estuvo hasta que lo derribaron tres impactos de bala e igual cantidad de fragmentos de mortero.
Elsy Fajardo, entonces maestra internacionalista con 23 años edad, afirmó que el filme, titulado Sumbe, la hizo llorar, pues le recordó a los muertos y heridos en la acción.
Lo más significativo, agregó, es que constructores, maestros, médicos y otros civiles resistieron hasta que llegó la aviación cubana y puso en fuga a los atacantes.
Todas las cubanas sabíamos tirar y pedíamos armas, pero eran pocas, destacó.
Obra del realizador cubano Eduardo Moya, la película fue presentada en el cine Céspedes, ante numeroso público, incluida Sonia Pérez, primera secretaria del PCC en la provincia de Granma.