Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Monsanto gana más dinero con el glifosato que con la soja transgénica


Negocio tóxico
(Radio Mundo Real)
El modelo de agricultura industrial que se ha venido extendiendo en diferentes puntos del planeta está sustentado en utilización de agrotóxicos, señaló Carlos Vicente, de la organización GRAIN, en el marco de una actividad por el día mundial del No Uso de Plaguicidas, en Argentina.
“No puede existir este modelo de agricultura sin que existan los agrotóxicos (…) Monsanto, que es la mayor empresa biotecnológica y la impulsora y promotora de la soja transgénica, gana muchísimo más dinero vendiendo Glifosato que vendiendo soja transgénica, para ellos ahí está el negocio”, graficó el especialista.
En su intervención, Vicente leyó el discurso presentado ante el Parlamento de Estocolmo, con motivo de haber recibido GRAIN el Premio Nobel Alternativo 2011. En esa ocasión, y con la consigna “Es tiempo de repudiar a los acaparadores de tierra”, desde la organización se dijo que “nunca antes se había invertido tanto dinero en el sistema alimentario industrial”.
“En la última década fuimos testigos de un espectacular incremento en la especulación en los mercados de alimentos básicos de exportación, lo que disparó los precios en todas partes. Con las actuales crisis financiera y económica a nivel global, el capital especulativo busca sitios seguros donde multiplicarse”, manifestó Vicente.
Según dijo, ese dinero “fluye directamente” hacia la agricultura industrial y las adquisiciones de tierra: en este modelo los bancos, los fondos de inversión y los fondos de pensiones se utilizan activamente para comprar tierra por todo el mundo.
“Los datos y los contratos son muy difíciles de obtener, pero los cálculos actuales nos hablan de entre 60 y 80 millones de hectáreas que han pasado a manos de los inversionistas extranjeros para producir alimentos tan sólo en los últimos años. Esto es igual a la mitad de las tierras agrícolas de toda la Unión Europea. La mayor parte de esto ocurre en África, donde los derechos consuetudinarios de los pueblos a la tierra están siendo ignorados de manera flagrante”, manifestó el integrante de GRAIN.