Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

jueves, 4 de octubre de 2012

10 años de lucha junto al “proletariado en harapos”

(Marcha)
10 años de lucha junto al “proletariado en harapos”Por Leonardo Candiano. Al cumplirse diez años del surgimiento dela Asamblea de San Telmo, el Movimiento Asambleas del Pueblo editó en forma independiente un libro que narra la historia de la organización. 

Con motivo del décimo aniversario del nacimiento de la Asambleade San Telmo, parte de sus antiguos fundadores -los que posteriormente constituyeron el Movimiento Asambleas del Pueblo- decidió publicar bajo un sello editorial propio La historia de las Asambleas del Pueblo. 2001-2011, diez años de lucha (Ediciones Estrella Libertaria, 2012).

El libro transita diversas situaciones que fueron dando forma a este proyecto político durante una década de continua práctica militante, como por ejemplo el surgimiento de la asamblea barrial hacia finales de 2001, la conformación de Asambleas del Pueblo, la política de tomas de casas e inquilinatos, la utilización de los cortes de calles, el diario trabajo comunitario, la labor en sus comedores y la búsqueda de una democracia directa a través del método asambleario.

Sobre la publicación y en diálogo con Barricada TV, el coordinador del movimiento, Rubén Saboulard, sostuvo que: “La excusa anecdótica de la salida de este libro es que se cumplieron diez años dela Asambleade San Telmo, que es la madriguera de donde venimos, pero en realidad surgió como una necesidad política, que es un poco contar una historia e ir forjando una identidad.”

La historia de las Asambleas del pueblo es el paso al papel de la experiencia vívida de cada uno de sus militantes en pos del desarrollo de lo que Saboulard llama, citando a Rosa Luxemburgo, “el proletariado en harapos”, es decir, la lucha por los más pobres entre los pobres, a quienes se dirige fundamentalmente la organización.

Pero además de contar su propia historia, el referente de  este movimiento indica en la presentación del libro que “la historia de las Asambleas del Pueblo es, también, la historia de su tiempo, de sus circunstancias y sus protagonistas”. En este sentido, “es una historia contemporánea a uno de los mayores movimientos de masas de los humildes de nuestra tierra, el movimiento piquetero, y a la inédita recuperación por los trabajadores de empresas abandonadas por sus dueños ante la brutal crisis económica y de viviendas vacías por miles de familias sin techo.”

Asimismo, señala que se trata del “relato de cómo las asambleas populares irrumpieron, un día, en el escenario político y se hicieron multitudinarias, imponiendo mecanismos de democracia directa y para exigir otra forma de hacer política, otra sociedad y otros paradigmas. Es el recuerdo de esquinas cortadas en cada barrio porteño, con centenares de vecinos reunidos, discutiendo y deliberando, haciéndose cargo –muchas veces- de tareas elementales que el estado capitalista había abandonado, como la alimentación de los más humildes, por ejemplo.”

El texto, sin embargo, no se queda solamente en miradas autocomplacientes, pues pretende ser también la crónica del ocaso de la experiencia de las asambleas barriales, “de su desintegración, en algunos casos de su asimilación a estructuras preexistentes y del surgimiento de esta experiencia de algunas organizaciones políticas y sociales que lograron perdurar, como las nuestras.”

Cabe destacar que Asambleas del Pueblo es un movimiento que agrupa –desde una perspectiva anticapitalista y revolucionaria- una serie de emprendimientos y proyectos sociales que en la actualidad se desarrollan fundamentalmente en San Telmo y sus alrededores. Tiene su sede central en la esquina de las calles México y Chacabuco, un Centro de Difusión Cultural llamado Rosa Luxemburgo en la calle Carlos Calvo 546 y coordina la feria de artesanos del Pasaje Giuffra los días domingos, además de sostener varios comedores comunitarios, un programa de radio, una biblioteca popular, fomentar cooperativas y dar apoyo a gente de bajos recursos, siendo quizás las más relevantes de sus actividades la ocupación y administración de casas en las cuales se ofrece ayuda habitacional a centenares de familias y el inicio de un proyecto destinado a albergar y dar contención a personas en situación de calle.

Por eso, si bien, como indica Saboulard, organizaciones de este tipo “no se dan como un hecho consumado el día en que, formalmente, se fundan”, iniciativas como la salida de este libro resultan un aporte por demás valioso para la necesaria construcción de la historia de los sectores populares.