Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

martes, 9 de octubre de 2012

FERROCARRILES ARGENTINOS: DESTRUCCIÓN / RECUPERACIÓN


(http://www.latitudperiodico.com.ar)
Abjurar del nombre de Ferrocarriles Argentinos es como entregar la bandera de nuestra identidad al colonialismo.
Juan Carlos Cena

Por Elena Luz González Bazán especial para Latitud Periódico *
ferrocarriles libroEste libro es el proyecto de reconstrucción de los Ferrocarriles Argentinos. En diciembre del 2003 sale EL FERROCIDIO, se agota, en agosto del 2008, luego de un trabajo y ampliación del mismo, sale la segunda edición que está agotándose. Luego de mucho andar se pone en movimiento este nuevo tren, es un planteo de recuperación...
Participan en esta obra, técnicos ferroviarios de distintas partes del país, convocados por el autor, que respondieron contribuyendo con proyectos de trabajos para cada zona de cómo reconstruir el sistema ferroviario. Además, otros especialistas que colaboran en esta obra. Ferrocarriles Argentinos Destrucción / Recuperación es la continuación de EL FERROCIDIO, es decir, la propuesta de cómo recuperar el Sistema de Transporte Ferroviario Argentino.
Lo que hicieron con los Ferrocarriles en la Argentina es único en el mundo. Un latrocinio sin par. Fue de tal magnitud que generó con su ausencia 1.200 pueblos fantasmas. Alguien, alguna vez se preguntó ¿Cuánto cuesta un Pueblo Deshabitado? ¿Cómo lo evaluamos dentro de la contabilidad del lucro? pregunta siempre Cena.
Desde el golpe de Estado contra Perón, salvo el gobierno del doctor Illia, todos boicotearon el sistema ferroviario. Hay una responsabilidad principal, la de Carlos Menem, que ocasiónó todo un perjuicio nacional que subsiste en la actualidad, todos los gobiernos hasta la actualidad no tuvieron la política de restructurarlo. Adeudo que deberán dar cuenta, algún día, todos los poderes ejecutivos que ocuparon el sillón presidencial y que contribuyeron a este desguace y desestructuración del ferrocarril.
En el marco del 155 aniversario del primer ferrocarril en la Argentina, entregamos la contratapa de Ferrocarriles Argentinos Destrucción / Recuperación de Juan Carlos Cena.
Hace 155 años sonó el primer campanazo para que comenzara a marchar el primer tren… por Los Caminos de Fierro
En los países coloniales, dominados o dependientes como el nuestro, la cuestión nacional es el primer eslabón de la lucha transformadora para construir un país libre, digno y soberano, que merezca ser vivido.
Los ferroviarios siempre hemos dicho que el ferrocarril es una Cuestión Nacional, por lo tanto, planteamos y sustentamos que debe volver a ser un Sistema Integrado de Transporte, Comunicaciones e Industrias administrado por el Estado Nacional. La Empresa que proponemos y necesitamos debe ser: Propiedad del Estado (no de un gobierno), descentralizada y desburocratizada, donde se combata la corrupción desde el primer momento, con regionales o zonas que tengan un auténtico poder de decisión y coordinen entre ellas armónicamente por toda la geografía del país. Las zonas tendrán que ver con el desarrollo de las economías regionales.
Deberá ser un servicio publico, que cumpla una función social y, que entre sus características principales figuren la de transportar todo a todas partes y en todo tiempo, con la regularidad obligada de sus servicios. Sin estas premisas, será un acarreador de mercancías y productos a puertos o zonas de intercambio, como en los tiempos del colonialismo inglés y no jugará ningún papel en el desarrollo integral geoeconómico de la Nación. En el firmamento político nacional no apreciamos ninguna ponencia, plan o proyecto serio, ni del gobierno nacional ni de las fuerzas políticas opositoras. Solo enunciados plagados de consignas como si fueran proyectos. El ferrocarril es una herramienta estratégica para el país y su pueblo. Es impulsor del desarrollo social, económico y geopolítico de la Nación. Este rol trascendente desapareció en manos privadas, porque el único fin de los concesionarios es y será el lucro.
La reconstrucción debe venir de la mano de los técnicos ferroviarios idóneos y honestos, no pueden retornar los funcionarios corrompidos que estuvieron a la sombra del boicot y liquidaron la empresa ferroviaria. Reconstruir los ferrocarriles es reconstruir la Nación para que integre de nuevo el país, beneficie a las economías regionales, restablezca la conexión perdida entre pueblos y regiones, y para que en todos los pueblos abandonados retorne la vida.