Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 15 de diciembre de 2012

"En lugar de judicializar la protesta social, el gobierno debería dedicarse a investigar y desbaratar redes de trata"


(por ANRed / FOL)     
El miércoles 12, el Secretario de Seguridad Sergio Berni, se dedicó a distribuir infundadas acusaciones hacia los movimientos sociales y las organizaciones políticas que nos manifestamos frente a la Casa de Tucumán en reclamo de justicia...
Argentina: "En lugar de judicializar la protesta social, el gobierno debería dedicarse a investigar y desbaratar redes de trata"Los movimientos sociales, que Berni acusa, trabajamos incansablemente en diferentes frentes para enfrentar la injusticia social y judicial, la explotación y el crimen, la burocracia y el autoritarismo. ¿Qué hace el señor Secretario de Seguridad? ¿Dónde estaba Sergio Berni cuando asesinaron a nuestra compañera Noemí Condori, del FOL Escobar? No se lo escuchó por entonces declarar de manera altisonante para resolver su crimen. No se lo vio mover un dedo para resolver ese caso que lleva casi un año de impunidad. En cambio, mostró mucha proactividad en su reciente intervención en el corte de la Panamericana donde mandó detenidos a militantes nada menos que a Campo de Mayo. Dando personalmente órdenes frente a las cámaras (pañuelo verde oliva al cuello) hizo detener y golpear a más de sesenta compañeros, trabajadores de cooperativas, que habían conseguido un merecido aumento para llevar su humilde ingreso de $1.200 a $1.750.

Mientras la, a veces solapada, represión a la protesta social se desarrolla, las fuentes reales que provocan muerte, desapariciones y terribles penurias para nuestro pueblo siguen allí funcionando, con niveles escandalosos de protección y complicidad por parte del poder político, económico y del sistema judicial de nuestro país. Las redes de trata, las de narcotráfico, siguen operando impunemente al amparo de las fuerzas represivas y los punteros de los partidos del sistema, creciendo sin que nadie les ponga límite. ¿Alguien puede pensar que es posible secuestrar personas y exponerlas abiertamente a la oferta sexual sin contar con protección política y policial? ¿Cómo puede ser que no sea posible, con todo el poder del Estado, investigar seriamente a estas redes para desarmarlas completamente? El círculo de la humillación se cierra cuando el dinero generado mediante la explotación sexual de las chicas secuestradas sirve a los proxenetas para comprar jueces que les garantizan la impunidad.

El Gobierno instala actualmente el discurso de la “democratización de la justicia”, como anteriormente lo hizo con la “seguridad democrática”. Si algo significan estas expresiones debería incluir no perseguir la protesta social ni cajonear los proyectos para enfrentar la trata de personas, como hizo el bloque del FPV en el Congreso.

Ante la impunidad de los que secuestran, asesinan y violan, la rebelión popular marca el principio de justicia que los mafiosos y funcionarios nos niegan.Basta de amparo gubernamental y policial a la trata, el narcotráfico y las mafias. Basta de perseguir a los que luchan. Hacemos responsable al Gobierno Nacional de la integridad física de nuestros compañeros, a la par que repudiamos las declaraciones de su Secretario de Seguridad.