Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

jueves, 21 de marzo de 2013

APARICIÓN CON VIDA Y NO AL CIERRE DE LA CAUSA


"En el país del Proyecto X, ¿nadie puede investigar el paradero de Florencia Pennacchi?"
(Agencia Walsh)
ACTO_FUBA_X_FLORENCIA_PENNACCHI(AW) A ocho años de la desaparición de Florencia Pennacchi, su familia, allegados y estudiantes realizaron un acto en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), donde la joven era alumna. Se denunció la parálisis de la investigación por parte de la Justicia y hubo pronunciamientos en contra del cierre de la causa. Se sospecha que la joven fue víctima de la trata de personas.

Por Liliana Giambelluca 

Familiares, allegados y organizaciones que luchan contra la trata de personas realizaron este lunes un acto con familiares y amigos en la Facultad de Ciencias Económicas para pedir por la aparición con vida de Florencia Pennacchi, estudiante de 24 años que desapareció el 16 de marzo de 2005.
Durante el acto, convocado por la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA), también se pidió que la Justicia investigue todas las pistas de su desaparición y no se cierre la causa.
Nidia Aguilera, la madre de Florencia, dijo que "Este acto y el que tuviste en Neuquén donde naciste, no se queda en una historia, trasciende porque no hay olvido para los que no pueden expresarse". Agregó que "con la esperanza de saber qué pasó ese 16 de marzo, tu madre, familiares y amigos te recordamos en un contexto de individuos que apuestan por la vida y por un mundo más justo".
En representación de los estudiantes, Daniela Gasparini (Movimiento Universitario Sur), dijo que "es importante que los estudiantes y docentes de la Facultad conozcan la historia de Florencia para poder seguir buscándola". Agregó que "desde la Universidad pública tenemos que reclamar que en los programas de estudio existan materias con contenido de género para poder articular políticas preventivas de la trata de personas".
La estudiante Valeria Yubro (Corriente Julio Antonio Mella) dijo que "el caso de Florencia es un ejemplo de los miles de secuestros de mujeres víctimas de las redes de trata". Consideró que no existirían tantos casos sin una red de complicidades judicial, policial y sobre todo política".
La última oradora fue la estudiante Mariana Romano (Plenario de Trabajadoras. Partido Obrero), quien manifestó que desde la FUBA y la Facultad "nos hemos embanderado con la causa de la aparición de Florencia, queremos que se investiguen todas las pistas que no han sido investigadas y queremos saber si Florencia fue secuestrada por una red de trata. En el país del Proyecto X, ¿nadie puede investigar el paradero de Florencia Pennacchi?". Finalmente instó a redoblar los esfuerzos para lograr la aparición de la joven.

La Justicia no investiga
A los 18 años de edad, Florencia Pennacchi se mudó de Neuquén a Buenos Aires para estudiar. Al momento de su desaparición tenía 24 años y cursaba la Licenciatura en Economía en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Vivía con su hermano Pedro y trabajaba en el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC). El 16 de marzo de 2005, desapareció.
La noche anterior, la joven cenó en su casa del barrio de Palermo con compañeros de trabajo y luego acompañó a los últimos invitados hasta la parada del colectivo. Cuando regresó, llamó a un delivery, más tarde salió y nunca más se supo de ella. Su cartera, con todas sus pertenencias, quedó en su casa.
El día 18 se efectuó la denuncia en la Comisaría 23 que dio inicio a la Causa 17.697/05. Hasta hoy, la investigación judicial no avanzó para esclarecer los motivos de la desaparición de la joven, ni la identidad de sus captores.
La Agrupación Sin Cautivas informó que la brigada de la División Antisecuestros Extorsivos de la Policía Federal, durante cinco meses realizó un trabajo de inteligencia en un número telefónico que nadie cercano a Florencia conocía. Producto de una serie de "errores técnicos", el fiscal tardó casi un año en citar a declarar al titular del teléfono.
En el primer aniversario de la desaparición de Florencia, su familia y allegados denunciaron públicamente que aún no había declarado un testigo clave. "Recién entonces esta persona fue llamada a declarar. Su testimonio aportó datos que son fundamentales para saber qué pasó con Florencia, el último lugar donde estuvo y las personas que estaban en ese lugar. Sin embargo, hasta la fecha no se ha realizado ningún tipo de tareas sobre esta declaración", denunció Sin Cautivas.
La Agrupación agrega que las investigaciones efectuadas por la familia y amistades de la joven condujeron hacia un posible secuestro para la Trata de Mujeres. "Visitamos a Susana Trimarco, la madre de Marita Verón, quien nos informó que una víctima de trata recuperada había reconocido a Florencia en el prostíbulo Inriville de Córdoba. Luego, tres mujeres declararon haberla visto en prostíbulos de otras provincias del país".
El Plenario de Trabajadoras de la Secretaría de la Mujer de la FUBA denuncia que "durante años se intentó distraer sobre los motivos verdaderos de la desaparición de Florencia, caratulando la causa como ‘fuga del hogar' y atribuyendo la desaparición a supuestos problemas psiquiátricos o familiares". Agrega que la fiscalía se niega a relacionar la desaparición de la joven con el negociado de las redes de trata, e "intenta cerrar la causa por ‘falta de mérito'. Sin embargo, como alternativa a esta negativa no ha ofrecido una investigación sólida ni ninguna hipótesis al respecto".

Ofrecimiento de 100.000 pesos de recompensa 
El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación ofrece una recompensa de 100.000 pesos a quienes aporten datos acerca del paradero de María Florencia Pennacchi, según Resolución 211/2013, publicada la semana pasada en el Boletín Oficial.
La Resolución, que lleva la firma del ministro de Justicia, Julio Alak, indica que "las personas que quieran suministrar datos, deberán comunicarse telefónicamente con el Programa Nacional de Coordinación para la Búsqueda de Personas Ordenada por la Justicia, al (011) 5300- 4020".
La norma precisa que el pago de la recompensa será realizado en el Ministerio de Justicia o en el lugar que designe el representante de la cartera nacional, previo informe del representante del Ministerio Público Fiscal sobre el mérito de la información aportada, preservando la identidad del informante.
En los considerandos se afirma que la desaparición está contemplada en la causa caratulada: "Pennacchi, Florencia s/su denuncia", destinada a aquellas personas que aporten datos útiles para lograr obtener algún dato acerca del paradero.
"El artículo 3° de la Ley Nº 26.538 establece que la autoridad de aplicación, por sí o a requerimiento del Ministerio Público Fiscal, hará el ofrecimiento de la recompensa y tendrá a su cargo el pago. El doctor Marcelo Martín Retes, fiscal a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 23 de la Ciudad de Buenos Aires, no encuentra objeciones para el progreso de la presente medida", dice el texto de la resolución.
La Organización de Mujeres y Plenario de Trabajadoras de la FUBA sostiene que "El pedido de recompensa de 10.000 pesos para quien aporte datos de Florencia que sacó hace unos días el Ministerio de Justicia de la Nación, no representa más que una coartada para encubrir la falta de investigación y el seguimiento del caso".