Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

domingo, 8 de julio de 2012

Argentina: Nuevo ataque contra hijo de líder indígena Félix Díaz Destacado

(Kaos en la Red)
por Liliana Giambelluca / AW
 
Argentina: Nuevo ataque contra hijo de líder indígena Félix DíazAbelardo Díaz, hijo del más reconocido dirigente originario del territorio argentino, Félix Díaz, fue atacado con armas blancas por un grupo de sujetos que amenazaron con degollarlo. Le provocaron heridas contundentes que requirieron atención médica en el hospital local.
En la noche del 28 de junio, Abelardo Díaz, hijo de Félix Díaz, nuestro qarashe fue atacado por un grupo de personas (varias de ellas portando armas blancas), que amenazaron con degollarlo.


El ataque le provocó heridas contundentes que requirieron atención médica en el hospital local.


Sabemos que los ataques a la familia Díaz son organizados por el gobierno de Formosa, es la nueva modalidad que han puesto en práctica desde hace meses.


Es terrible hasta dónde pueden llegar.


Hacemos pública la denuncia pero también le decimos a Formosa que no nos van a amedrentar con sus agresiones.


Nosotros sólo reclamamos lo que es nuestro y pedimos justicia. No nos vamos a correr de esta postura por miedo a las agresiones que recibimos.


No nos han detenido con la represión sangrienta que ordenaron, parece que aún no se han dado cuenta que su violencia nos da más fuerza y motivos para seguir reclamando.


Fuente: http://comunidadlaprimavera.blogspot.com.ar/


La comunidad qom Potae Napocna Navogoh de la provincia de Formosa vive una situación de vulnerabilidad extrema, en particular la familia del representante de la comunidad, el qarashe Félix Díaz, quienes sufren permanentes atentados que ponen en riesgo sus vidas.


Preocupados por esta grave problemática, y ante el temor de que ocurra una desgracia mayor, organismos de derechos humanos nacionales e internacionales han denunciado esta violencia y solicitado que se cumplan las demandas de la comunidad. El Estado Nacional y provincial no brindan la protección y seguridad necesaria ni castiga a los culpables de los hostigamientos.


Mencionamos algunas fechas y agresiones ocurridas.


23 noviembre de 2010. Luego que el gobierno provincial les quitó parte de las tierras a los habitantes de la comunidad qom Potae Napocna Navogoh de Formosa, la policía quemó sus viviendas con todas sus pertenencias dentro. Por ello, el 23 de noviembre de 2010, miembros de la comunidad protestaron en la ruta 86 y fueron reprimidos violentamente. Hubo varios heridos y Roberto López murió tras ser baleado por la policía. Al día siguiente, Mario López murió al ser atropellado por un automóvil cuando organizaba un viaje al lugar del conflicto junto a otros indígenas para repudiar los hechos de violencia. La comunidad denunció que se trató de un homicidio cometido por un policía que investigaba a los manifestantes aborígenes en medio de una tarea de inteligencia.


Septiembre de 2011. Incendio de las casas de Adolfo Miranda y de Tino Díaz, nieto de Félix Díaz.


8 de noviembre de 2011. El hijo de Félix Díaz, de 17 años, y el nieto, de 11, se desplazaban por un camino de la comunidad y fueron agredidos con disparos de armas de fuego que, afortunadamente, no los alcanzaron. Los disparos provinieron de personas que se encontraban dentro del territorio que pertenece a la comunidad y está ocupado por la familia de Alberto Celia.


7 de enero de 2012. Rolando Díaz, el hijo menor de Félix Díaz, durante la mañana fue golpeado con un elemento cortante por cuatro criollos con la intención de asesinarlo. Al menos uno de ellos portaba un arma. El joven pudo escapar, pero quedó en estado de shock y con un fuerte dolor en la cabeza. Fue internado en el Hospital Central de Formosa.


26 de mayo de 2012. Durante la madrugada, la familia de Félix Díaz sufrió intimidaciones por parte de pobladores criollos de la zona de Costa Alegre.


28 de junio de 2012. Abelardo Díaz, hijo de Félix Díaz, fue atacado con armas blancas por un grupo de personas que amenazaron con degollarlo. Durante el ataque le provocaron heridas contundentes que requirieron atención médica en el hospital local.


El cese de los hostigamientos y el cumplimiento de las demandas de la comunidad están en manos de un gobierno que enarbola la bandera de los derechos humanos y se autodefine "progresista y popular".