Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 23 de febrero de 2013

Tomada y su "querido" José Pedraza


 Los diálogos completos  
(Noticias Contrapunto)
JUSTICIA POR MARIANO FERREYRA
ImageEn la audiencia del 5 de febrero –la primera luego de un receso de dos semanas-, continuaron reproduciéndose las ´escuchas´ judiciales que constan en la causa. Las más significativas fueron las de las comunicaciones que mantuvieron el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y su vice, Noemí Rial, con Pedraza, después del crimen de Mariano. Por www.marianoferreyra.com.ar.

La reproducción de ambas grabaciones fue solicitada exclusivamente por nuestra querella. El Cels y la fiscalía hicieron caso omiso de ellas, lo cual significa que no las tomarán en cuenta a la hora de sus respectivos alegatos. Se trata, sin embargo, de dos ´escuchas´ fundamentales, porque exponen las fluidas relaciones políticas y personales entre Pedraza y ambos funcionarios, cuando el sindicalista y mentor de la patota ya estaba siendo investigado como instigador del homicidio de nuestro compañero.
Por primera vez, tuvimos acceso al audio de las conversaciones, que sólo conocíamos hasta ahora por las transcripciones. Si su mera lectura producía indignación, escuchar el tono campechano con el que Tomada dialoga con Pedraza directamente provoca arcadas.
“¡Ministro”, saluda Pedraza a Tomada. “¡Mi querido!”, le devuelve Tomada en este diálogo producido el 14 de enero de 2011. Luego de intercambiar algunas chanzas como viejos amigos (Tomada trabajó como abogado para la Unión Ferroviaria), el ministro ´va a los bifes´ y le aconseja a Pedraza “trabajar políticamente a los tercerizados”. “A los tercerizados hay que trabajarlos sindicalmente, no son todos del PO o del PTS. Armar cursos de capacitación y hacerles la cabeza”, propone Tomada. Pedraza acota: “Bueno, nosotros estamos, hemos estado y estamos trabajando en eso”, y cita como ejemplo el caso del Sarmiento, donde –dice- “tratamos de meter gente militante para tratar de recuperarlo”. Por otra parte, Tomada pone a Pedraza al tanto de los acuerdos que tejió con Omar Maturano (La Fraternidad) “para que entre gente de él”, en medio del proceso de incorporación a planta de los ex tercerizados. Pedraza y Tomada se despiden deseándose buen fin de semana. Un mes más tarde, Pedraza sería detenido por la policía en su domicilio, un lujoso departamento valuado en más de un millón de dólares, en Puerto Madero
El Ministerio de Trabajo incumplió todos los acuerdos que firmó con los tercerizados luego del crimen de Mariano. Fue necesario un nuevo corte de vías –el 23 de diciembre de 2010- para que el pase a planta de 1500 trabajadores se efectivizara. A raíz de ese corte, el gobierno lanzó un duro ataque contra el PO y ordenó procesar a los compañeros de militancia de Mariano, los ferroviarios Jorge Hospital y Omar Merino, Eduardo Belliboni y el tercerizado Miguel Morales. La tentativa fracasó debido a la masiva e indignada respuesta de la movilización popular.
En la ´escucha´ que la involucra, la vice de Tomada, Noemí Rial, se comunica con Pedraza para expresarle su solidaridad y ponerse a su disposición “para cualquier cosa que necesites”. En ese momento, el domicilio de Pedraza había sido allanado en el marco de la investigación por el crimen de Mariano Ferreyra.

En la misma audiencia, también se reprodujeron ´escuchas´ del teléfono de Favale. Entre ellas, comunicaciones con Mario Giusti, dirigente de la Unión Ferroviaria, y Catriel Díaz, hijo de Pablo Díaz, uno de los detenidos. Esas comunicaciones revelan el apoyo económico, jurídico y político que el pedracismo le brindó al barrabrava desde el primer momento. Favale pactó su entrega y su declaración indagatoria con los representantes de Pedraza. Los abogados defensores de Pedraza promueven la absolución de hecho de Favale, con la excusa del ´homicidio en riña´. En varios tramos de sus conversaciones, Favale amenaza con hundir a Pedraza y la patota si no le brindan apoyo. “Te la hago cortita. Si yo caigo, caen todos conmigo”. “Yo no voy a decir nada pero no me voy a comer el garrón solo”. “Hay mucha plata acá, van a rodar muchas cabezas si cae alguien en cana. Gente del ferrocarril, del sindicalismo… Una banda”.
Al comienzo de la audiencia, el comisario Mansilla pidió subir al estrado. No declaró, simplemente precisó dos observaciones sin importancia sobre la inspección ocular del día anterior. Por su parte, el viernes 8 ampliará su indagatoria el comisario Hugo Lompizano, quien en octubre de 2010 estaba a cargo de la Dirección General de Operaciones de la Federal. La actuación de ambos constituyó un apoyo fundamental a la patota.
El viernes 15 de febrero alegará el Cels, y el 19, lo hará nuestra querella, representada por Apel y Correpi. El Partido Obrero se movilizará los dos días.

El diálogo entre José Pedraza y Carlos Tomada (14 de enero de 2011)
José Pedraza: ¡Ministro!
Carlos Tomada: ¡Mi querido! Escucheme una cosa, dos cosas que le voy a decir. La mejor defensa es un buen ataque (ríe), pero antes de que me digas que me llamaste cuarenta veces y todo eso. Me dijo Ciaravino (N. de E: Norberto Ciaravino, jefe de Gabinete del Ministerio de Trabajo de la Nación) que va a recibir ahí, que le estás mandando un representante de la Unión para charlar con él…
J.P.: Sí, porque tenemos…
C.T.: Me parece muy bien.
J.P.: …controlado el tema de los tercerizados en Ferrovías y no queremos que nadie los arrastre.
C.T.: Me parece muy bien. Y hay que empezar a trabajarlos políticamente. Segundo, te aviso que hoy, acá en la entrada del Ministerio, me he encontrado con el compañero Sobrero
J.P.: ¡Sobrero!
C.T.: Yo hacía, qué te puedo decir, hacía diez años que no lo veía…
J.P.: Fácil.
C.T.: … fácil que no lo veía. Me saludó muy amable. Me dijo que él no tiene nada que ver con estos quilombos, que para él es una vergüenza lo que están haciendo. Este… Lo vi muy educadito. Lo único que faltaba era que se peinara con gomina.
J.P.: ¡Es de los míos, carajo!
C.T.: Sí, sí, sí. (El ministro lo imita.) “Yo no sé por qué con José no puedo hablar, al final de cuentas, si podemos hacer una cosa más o menos prolija”. Bueno, no sé. Me tiró ahí, pero me causó mucha gracia. Tiene el pelo mucho más cortito.
J.P.: ¿Ah, sí?
C.T.: Sí, sí.
J.P.: Está muy aburguesado, te cuento…
C.T.: Totalmente, él mismo se gastaba a sí mismo.
J.P.: Sí, sí.
C.T.: Entonces, yo, al principio, empiezo de usted. Después yo… Yo ya no soy aquel muchacho. (Ríe) Viste, a todos le llega, le digo.
J.P.: A todos le llega la madurez.
C.T.: La madurez.
J.P.: Escuchame…
C.T.: El los estaba puteando a los del PTS y a los del…
J.P.: Sí, sí, a los del PO.
C.T.: Y a los del Partido Obrero, imagínate.
J.P.: Sí, sí. Bueno. Yo no insistía de hinchapelotas, sino…
C.T.: No, ya sé…
J.P.: Quería conocer si es pura verdad unos arreglos hechos con Maturano (N. de E.: Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad, sindicato de los conductores del ferrocarril) para que levanten el paro.
C.T.: (Ríe) Ay, Dios mío… Lo que pasa, sabés viejo, es… No sirven para nada los arreglos hechos con Omarma que, a los cinco minutos no…
J.P.: Sí, sí.
C.T.: Lo que le dije fue. No hicimos ningún arreglo. Lo que le dije, la verdad, es que… Estaba Schiavi … Que, en realidad, esto se iba a hacer. Y que no era en su contra ni de la Unión, ni de, mucho menos, en contra de La Fraternidad. Le di muy a entender que qué carajo se metía él, digamos, de alguna forma, elegantemente, porque sabés que con Omar si no hablás con cuidado se le sale la cadena.
J.P.: Sí.
C.T.: Después lo que le planteé…
J.P.: Preguntále a Schiavi…
C.T.: Sí, por eso. Tal cual. Luego lo que sí le dije es que si es necesario que alguna gente de él entre, si el problema es que entre alguna gente de él, este, bueno, eso es una cosa que se puede conversar. Luego, fundamentalmente, el planteo era que hay que hacer un laburo sindical sobre estos tipos que entran, porque no son todos del PTS o del PO.
J.P.: No, no, no.
C.T.: Hay un montón que se los puede ganar y, entonces, porque ahí llegamos, después que íbamos a hablar con la Unión también. De manera que éstos pensaran en meterlos en una especie de curso de capacitación y qué sé yo, y empezar a hacerles la cabeza…
J.P: Bueno, nosotros estamos, hemos estado y estamos trabajando en eso.
C.T.: Por eso. Me parece, digo, que hay gente de la Unión, más jóvenes o que tienen trayectoria política, no sé cómo será la historia… O mismo que por ahí entren tipos, cuadros tuyos, este, que se trasladen de otro lado cuadros políticos para laburar…
J.P.: Está bien, está bien. Por ejemplo, ahí en el Sarmiento. En el Sarmiento nos manejamos con una empresa de mierda, pero tratamos de meter gente militante…
C.T.: Está claro, bueno…
J.P.: … para tratar de recuperarlo, pero, bueno…
C.T.: Y nada más. Nada más. Salió con el tema de que las empresas… Entró a putear a las empresas, este, digamos, de que tienen tercerizados, no a Ugofe, sino a las empresas. Y decía: “Esto ustedes lo hacen para salvar a las empresas”. ¡Pero qué vamos a salvar a esas empresas si muchas de ellas van a terminar desapareciendo!
J.P.: Claro.
C.T.: Porque se van a quedar sin el laburo. Entonces, no inventes cosas raras, viste. No, nada, me pareció que estaba… Y entendió que no es una cosa… Me parece que entendió hasta la próxima salida de cadena, que entendió que nosotros esto no lo vamos a pagar. Y el problema, y además le advertí que vamos a tener quilombo, entonces no podemos seguir extorsionados con aprietes permanentes por el lado de La Fraternidad, porque resulta que La Fraternidad lo llamaba para hacer un paro y nosotros tenemos que recular un poco (N. de E.: La Fraternidad realizó paros contra el ingreso de trabajadores tercerizados a la planta permanente del ferrocarril). Ahora, cuando venga el quilombo de que no van a entrar los tipos de seguridad (N. de E.: finalmente, debido a la presión de su plan de lucha, el personal de seguridad también ingresó a planta permanente)…
J.P.: Y los de los baños, y los vendedores ambulantes…
C.T.: Y los de los baños. Eso va a significar un despelote. Yo le digo: “Estrechá filas con nosotros, ayudanos, y ahí entonces cerramos el ingreso de la gente” …
J.P.: Está bien.
C.T.: “Pero los primeros seiscientos tipos van a entrar, Omar, y terminado”. (N. de E.: los tercerizados que pasaron a planta terminaron siendo más de 1500 trabajadores)
J.P.: Listo. Está bien. Mi temor es que, como él dice que de los cupos que ingresan, el veinte por ciento le corresponde a La Fraternidad, haya algo de eso…
C.T.: ¿Que hubiera abierto el número? No, no. Para nada.
J.P.: Bueno.
C.T.: ¿Eh?
J.P.: Muy bien.
C.T.: ¿Okey?
J.P.: Buen fin de semana.
C.T.: Igualmente para vos, José. Te mando un abrazo y cariños.

El diálogo entre José Pedraza y Noemí Rial (11 de enero de 2011)
(…)
Pedraza: Hola, hola!
Rial: Hola, José.
Pedraza: Noemí, ¿cómo estás?
Rial: Bien, bien, estoy bien, estoy recuperándome muy bien, pero estuve leyendo ahora en el diario que está la gendarmería ahí? ¿Están llevándose cosas?
Pedraza: Acá estuvo a las 6 de la mañana la Gendarmería y la Policía federal.
Rial: ¿Y se llevaron cosas?
Pedraza: Se llevaron cosas.
Rial: ¿Levantaron un acta, no? De Todo o que se llevaron.
Pedraza: Sí, sí. Allanaron mi casa, están allanando la de Fernández.
Rial: A la miércoles… Bueno.
Pedraza: Encontraron un arma calibre 22 y un recibo de compra de un 38. Tenía todos los papelitos del registro nacional de armas, pero la mía estaba en la caja de seguridad del banco, no la usé nunca.
Rial: (no se interpreta lo que dice) ¿No había nada raro?
Pedraza: Nada raro.
Rial: Bueno, yo cualquier cosa el lunes a la tarde voy a empezar a ir a la tarde, pero viste que todavía estoy caminando con muletas.
Pedraza: Sí.
Rial: Pero ya a partir del lunes estoy. Si no, llamame a mi casa cualquier cosa que necesites, José.
Pedraza: Bueno.
Rial: Estela tiene mi teléfono y si no, se lo pedís a Emiliano y me llamás al celular cualquier cosa que necesites.
Pedraza: Bueno.

Fuente: http://www.marianoferreyra.com.ar