Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

viernes, 29 de julio de 2011

Carlos Pedro Blaquier sigue asesinando

(La Voz Entrerriana)

El amigo de Cristina.

Por Ignacio González Lowy.
3 muertos, por ahora, es el resultado de una nueva represión. En Jujuy, para liberar 15 hectáreas de la empresa Ledesma ocupadas (que tiene 157.556 ha.), la policía arremetió contra las 500 familias ocupantes a sangre y fuego. Concentración en Paraná y marcha en Capital Federal.

15 hectáreas de una tierra infértil, parte del latifundio de la empresa Ledesma. Empresa manchada con sangre: de la dictadura (ver en Río Bravo: “Los genocidas buenos”), de la contaminación que provocan, y ahora de al menos tres jujeños más. 15 hectáreas: había que darles una lección.

La empresa Ledesma, en complicidad con el gobierno (su dueño, Carlos Pedro Blaquier, se define como “cristinista”) reprimieron con balas de plomo en Jujuy para desalojar a los ocupantes de un terreno en disputa con el ingenio. Si bien se estaban desarrollando negociaciones entre la Corriente Clasista y Combativa, la empresa y el municipio, “alguien” ordenó al juez que le ordene a la policía que realice el desalojo. Hay tres muertos (Félix Reyes y Ariel Farfán y un tercero que, supuestamente, es policía), once heridos de bala, ocho mujeres detenidas, y un número indeterminado de hombres y bebés internados por los gases lacrimógenos.

Tierra y viviendas

Según cálculos estimativos, 40 hectáreas alcanzarían para resolver el problema de vivienda en Libertador. Ledesma S.A. es el principal terrateniente, con 157.556 hectáreas bajo su propiedad. Justamente esta empresa tiene impagables cuentas pendientes con la población de la zona, a la que ha venido castigando lentamente con la contaminación altamente comprobada del aire y el agua en la región, más allá de las heridas imposibles de cerrar que Blaquier y compañía abrieron en el pueblo en las noches más negras de la última dictadura.

Ante la falta de respuesta del gobierno provincial como del gobierno nacional para los problemas básicos de falta de vivienda, tierra y trabajo, para miles de familias del pueblo de Libertador General San Martín, la Corriente Clasista y Combativa y distintos sectores sociales, decidieron desde hace una semana tomar 15 hectáreas de tierras para paliar la situación, en donde se han asentado más de 500 familias (incluyendo una gran parte de descendientes de pueblos originarios). Desde ese momento, hasta anoche, sólo recibieron como respuesta por parte de la Empresa Ledesma y del gobierno extorsiones y amenazas de represión.

Hoy jueves la amenaza se hizo efectiva y desde las 6 de la mañana la policía provincial con ordenes de la Empresa Ledesma y del Gobierno Provincial y Nacional han decido reprimir a todas estas familias, mientras se encontraban durmiendo, de la peor forma, ya que llegaron tirando gases y balas de goma, e inclusive han llegado a incendiar las carpas. Hay una gran cantidad de heridos con balas de plomo, entre ellos muchos bebes y niños que dormían dentro de esas carpas incendiadas.

Hasta el momento en que cargamos esta nota, cuatro de la tarde, TELAM y distintos medios oficialistas “no se han enterado” de lo ocurrido. Por supuesto, tampoco el gobierno nacional ha dicho nada aún (aunque se espera que antes haga un análisis de lo ocurrido en Formosa con el asesinato del qom Roberto López, asesinado en noviembre del año pasado).

Respuesta

Además de la resistencia por parte de los ocupantes, esta tarde ya se realizó una marcha en Capital Federal hacia la Casa de Jujuy. La misma terminó con algunas roturas en el edificio, consecuencia de la indignación y la bronca incontenible por parte de los manifestantes. Para mañana a las 11 de la mañana se prevé una gran movilización multisectorial desde el Obelisco, en repudio a la represión.

En Paraná, la Corriente Clasista y Combativa, AGMER y CTA Paraná, entre otros, están convocando a concentrarse en Buenos Aires y Laprida a las 19hs, para manifestar allí el mismo repudio.

Como con los muertos de Villa Soldati, los Qom de Formosa, Mariano Ferreira, Carlos Fuentealba, Maxi Kosteki y Darío Santillán... el grito es el mismo. Basta. Y si no se escuchó lo suficiente entonces, se vuelve a gritar. Basta.
De defender al latifundio asesinando pobres. Basta.

De democracia de cartón y balas de plomo reales. Basta.

Y tantos Bastas más. Esta tarde, y todas las veces que haya que volverlo a gritar.


www.riobravo.com.ar