Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

lunes, 26 de marzo de 2012

Polémica en el Espacio para la memoria y cultura Luciano Arruga


(Word Press)
“Hoy estamos afuera, cierran y no tenemos la llave”.
Nicolás Spalek
nspalek@hotmail.com


En el festival organizado por amigos y familiares de Luciano Arruga en la víspera de un nuevo aniversario del 24 de marzo, Vanesa Orieta denunció al municipio local por haberlos echado del Espacio para la memoria dedicado al joven.


“Nosotros hoy estamos afuera, cierran y no tenemos la llave” acusó Orieta. Aseguró que desde el municipio cambiaron la cerradura de la casa y agregó que las intenciones oficiales para con el inmueble no coinciden con las de la familia que son resguardar el otrora subdestacamento policial como un lugar para la memoria de Arruga.
“Nadie se ha acercado a decirnos cual va a ser nuestra participación del lugar que nos hemos ganado” reclama Orieta. A pesar de considerar que se “han ganado” de alguna manera la casa ubicada en Indart 106, la hermana del joven asesinado no siente que les pertenezca.


Según amigos de la familia el cambio de cerradura se produjo luego del festival que tuvo lugar en el Espacio para la memoria durante enero. Desde ese momento los vinculados con el joven de 16 años se pudieron juntar en el patio exterior del inmueble.


Esta misma fuente le reveló a NCO que el Secretario de Derechos Humanos, Miguel Rocha, le habría dicho el miércoles 21 a la familia que no le iban a dar la llave nueva ya que la entrega anterior fue “simbólica” para “que hagan un duelo”. El mismo Rocha habría visto con mal ojo esas reuniones de los amigos de Arruga al considerarlas como “reuniones partidarias” según esta fuente vinculada con la familia. Este diario intentó comunicarse hasta última hora del viernes con el responsable de la Secretaría de Derechos Humanos local, pero no ha podido contestar debido a que estaba en otras reuniones.


“Vamos a pelear porque este lugar sea respetado, queremos seguir protegiendo los derechos de los más vulnerables y haciendo de esto un espacio de contención donde se respeten los derechos humanos, no algo social y deportivo” adelantó Orieta ante los medios presentes.


Los familiares de Arruga quieren que el Espacio para la memoria y cultura –inaugurado a fines de 2011 por decisión del Intendente Fernando Espinoza luego que se haya demostrado que allí fue asesinado el joven- se dedique a “trabajar las problemáticas en los barrios respecto de los derechos humanos, brindar contención y acompañamiento a familias vulneradas en sus derechos y convertirse en un referente en la lucha de los derechos humanos”.


Otro reclamo que viene tomando fuerza es el pedido de cambio de carátula. Actualmente la causa llevada adelante por la fiscal Celia Cejas esta bajo la categoría de “Averiguación de paradero”, mientras que la familia pide el cambio a “Desaparición forzada”. Al respecto, Orieta cree que “la Justicia debería replantearse la metodología que esta usando. “Falta profundizar la cuestión jurídica” coincidió Juan Carlos Lloza, miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de La Matanza.


En el acto, además de varios actores vinculados con la lucha de los derechos humanos, estuvo presente también Adolfo Pérez Esquivel. El Premio Nóbel de la paz –que además apoya el cambio de carátula de la causa- consideró que “tenemos que hacer memoria y transmitirla para que esto no vuelva a pasar. La memoria tiene que ayudar a iluminar el presente”.


Durante sus palabras en el escenario se refirió al subdestacamente: “Este debe ser un lugar para la memoria, no para cualquier cosa. La memoria de Luciano arruga debe tener un lugar de participación”. “Los problemas no terminaron, tenemos que estar atentos todos los días” advirtió Esquivel.


Antes que comience el acto, cientos de jóvenes de escuelas secundarias de la zona pudieron pasar por el Espacio para la memoria, que tiene habilitado para la visita solamente el primer ambiente ya que el resto aún esta clausurado por investigación. A esos mismos estudiantes les habló directamente Orieta cuando pronunció su breve discurso donde no olvidó recordar detalles de vida de Luciano.


“Ustedes son el futuro, las personas a las que queremos llegar. Es importante que estén porque tienen que saber que existe esta problemática. Si tienen el poder de la educación, sus derechos no van a ser vulnerados” explicó.


Siguiendo a esto, se fundió en un abrazo con Nora Cortiñas, miembro de la Línea Fundadora de Madres de Plaza de Mayo.