Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

martes, 13 de agosto de 2013

Denuncian a Milagro Sala por echar del barrio Tupac a una municipal por su militancia con Santillán

(Prensa Jujuy)
GUARDADO EN  BARRIO TUPAC AMARU, CARLOS "PERRO" SANTILLÁN, EMPLEADA MUNICIPAL, MILAGRO SALA, SEOM
La empleada municipal María del Carmen González denunció que, con el apoyo de una patota de unas 15 personas, Milagro Sala laechó de su vivienda del barrio Tupac Amaru, por su militancia en el SEOM que ahora conduce Carlos “Perro” Santillán. Horas antes, personas no identificadas habían ingresado en la vivienda y le “plantaron” 800 gramos de marihuana, por lo cual también actuó la policía deteniéndolo al hijo de González.

CON CUSTODIA Y ASISTENCIA POLICIAL. González dijo que se realizó todo un despliegue para sacarla.
En declaraciones realizadas a Canal 2, González relató que “yo a la mañana trabajo en la municipalidad, a la tarde vengo a colaborar con el compañero Santillán y a la noche me voy a trabajar en una sandwichería. Anoche recibo una llamada de la Policía, no sé cómo consiguieron mi número, diciéndome que mi casa de la Tupac estaba abierta. Vino un móvil y cuatro policías en moto, me llevaron custodiada como si fuera la peor delincuente, cuando jamás anduve en nada raro, sólo trabajar para ganarme el pan”.

González, quien posee su vivienda en la 11º Etapa, donde reside desde el pasado15 de Marzo, explicó que hace 17 años que está anotada en el IVUJ y el gobierno jamás le dio respuestas, a pesar de tener a cargo a su madre y a su hermano discapacitados.

Cuando llegó a su casa, el área estaba plagada de policías y además se encontraba Milagro Sala junto a una patota de unas 15 personas. “Lo veo a mi hijo y me dice que lo estaban llevando detenido. Le digo que me acababan de informar que la casa estaba abierta y él me responde que no, que no estaba abierta, que había quedado todo con llave. Le pregunto al comisario López de la Regional de Alto Comedero qué puerta estaba abierta y él me contesta que la del costado. Cuando mi hijo quiso ir a ver e ingresar, lo agarraron y lo metieron en el móvil”.

“Yo también trato de entrar a mi casa para ver y me dicen que espere y empiezan a agarrarme con maniobras como para detenerme. ¿Qué pasa?, les pregunto, y me responden: tenemos que entrar a su domicilio para ver qué es lo que robaron, porque está abierta la puerta. Respondo que la puerta no estaba abierta, porque estaba con llave”.

Ante la consulta periodística si la policía tenía orden judicial, González respondió que “no, vinieron sin orden judicial, pero como yo no tengo nada que esconder, los dejé entrar. Miro hacia la mesa y veo cuatro paquetes y entonces me dicen que eran cuatro panes de marihuana, específicamente 800 gramos de marihuana. No sé cómo habrá llegado allí esa droga, pero evidentemente no fueron a mi casa con intención de robo, sino que me abrieron la puerta del costado y pusieron esa droga en la mesa del comedor”.

Preguntada sobre a qué atribuye esta maniobra, dijo: “Yo tenía amenazas de la señora Milagro Sala. Pero esta señora se olvida de la historia, se olvida cuando ella era joven, de olvida de adónde comía. Yo le agradezco que me haya dado la vivienda, pero ahora la denuncio porque no puede hacerle esto a mi familia. Ella ahora se está postulando como diputada, ¿cómo una diputada va a hacer esto? ¿Qué quiere hacer con nosotros? ¿Manejarnos a toda la provincia de esa forma? ¡Eso no se hace! ¡Ella tiene que demostrar lo solidaria que es, hacer una acción social buena y no sacarme a las tres de la mañana de la casa! Estuve hasta las cinco de la mañana con mis pertenencias en la calle, porque me decía que tenía que salir ya mismo, porque no le había hecho caso a sus amenazas”.

Ante la consulta de por qué Sala la echó de la casa, la empleada municipal respondió: “Ella me dijo que porque estoy con el Perro Santillán y que tenía que ir a que el Perro Santillán me dé vivienda”, manifestó.