Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

jueves, 1 de octubre de 2009

Un día más Kraft Foods no cumple con los acuerdos firmados

(Red Nacional de Medios Alternativos)
Es lo acordado en la audiencia del día lunes con el Ministro de Trabajo de la Nación Carlos Tomada


Por Roxana Randi

La empresa estadounidense Kraft Foods ex – Terrabusi no cumplió con ninguno de los puntos del acuerdo firmado en la Audiencia que celebraron en la ciudad de La Plata el día lunes, con la presencia de autoridades del Ministerio de Trabajo de la pcia. de Bs.As., el ministro de trabajo de la Nación, Carlos Tomada y los trabajadores.
La planta de Gral. Pacheco sigue militarizada
Ayer a la mañana la planta de General Pacheco continuaba militarizada y así se mantuvo durante todo el día hasta la noche de ayer con más de 300 integrantes de Infantería, Policía Montada, Policía Canina, Policía Bonaerense y Gendarmería; mientras que en el acta se establecía como uno de los puntos para destrabar el conflicto que la empresa tenía que retirar de la planta las fuerzas represivas.

La empresa no cumple con lo firmado
Por otra parte los trabajadores no cobraron los sueldos, el martes les dieron un anticipo a los trabajadores que no estuvieron involucrados en el conflicto; cuando lo que se había resuelto con el ministerio era que debían pagar los salarios caídos a todos los trabajadores. Agencia Nodo Sur entrevistó a Jorge Penayo que nos decía: “nosotros estamos sin cobrar un centavo desde el 13 de agosto que es cuando la empresa nos pagó la quincena. La quincena siguiente debía pagarla el 20 de agosto y sin embargo no nos pagaron, nos dieron los recibos de sueldo con fecha del 5 de septiembre y con descuentos por los días que veníamos realizando el paro. Por lo tanto, en esta situación nosotros quedamos debiéndoles plata a la empresa porque nos descontaron todos los días que estábamos con medidas de fuerza”.

En esta difícil situación de resistencia a la política de desgaste a la que está apostando la patronal, cuando pasaron más de cuarenta días de lucha y los trabajadores están sin cobrar sus salarios y tienen niños que alimentar, que llevar a la escuela... Jorge Penayo afirmaba: “Incluso, la actitud de falta de colaboración para resolver el conflicto de parte de la empresa es bastante clara, no queda solamente ahí. El martes a la noche los compañeros entraban a trabajar y tres de ellos recibieron telegramas de suspensiones por quince días.”
La empresa Kraft Foods en el sector de la alimentación es una de las más grandes del país, que emplea solo en General Pacheco dos mil 600 trabajadores, que posee dos plantas más una en Córdoba, Arroyito, y otra en San Luis, donde los obreros ya están trabajando en condiciones de super- explotación, cumpliendo con jornadas de doce horas de trabajo, sin que se garanticen ninguno de los derechos laborales que están protegidos por la legislación vigente.

Kraft Foods no cumple con ninguno de los puntos centrales firmados entre los ministerios de trabajo de la pcia. de Bs As. y de la Nación, para destrabar el conflicto. No respetó, ni respeta nada de lo firmado en la audiencia, y los trabajadores durante estos dos días no realizaron medidas de fuerza para aportar a que se resuelva la disputa con la empresa, cumpliendo con su parte de responsabilidad para que el conflicto llegue a buen término.

Niegan la entrada a trabajar a cinco delegados
La empresa no dejó entrar a ninguno de los cinco delegados: ni los dos delegados del turno mañana, ni los dos del turno tarde, y tampoco el delgado del turno noche. En esa situación se presentaron en la fábrica los inspectores del Ministerio de Trabajo y labraron un acta en la que dejaron constancia de todos los puntos que la empresa no estaba cumpliendo.

Jorge Penayo declaraba: “ojalá el Ministerio de Trabajo de la Nación se de cuenta de cómo está actuando la empresa, que no cumplen con nada de lo que firmaron, y haga fuerza para que la empresa respete lo que se firmó. Sino, si mañana después de la reunión no hay una respuesta positiva volveremos a cortar las rutas. No es lo que nosotros queremos, pero no nos va a quedar otra opción que cortar las rutas, no queremos perjudicar a ninguna persona, a ningún trabajador pero no nos están dejando alternativas...”.

El objetivo de Kraft Foods es ajustar las condiciones de trabajo
Durante el día de hoy la empresa sacó una comunicado interno donde se fijan medidas de ajuste a aplicar en la línea de trabajo o en cuestiones cotidianas como los tiempos de descanso o de almuerzo que tienen los/as obreros y obreras dentro de la planta. Jorge Penayo explicaba: “a las compañeras que entran en el turno tarde a las 14 hs, de 14 a 15 hs trabajan y a las quince les corresponde un tiempo de descanso de 20 minutos, que se extiende de 15 a 16hs. Las compañeras se turnan para ir a descansar en esa hora 20minutos cada una. A partir del 1º de noviembre de este año, ese tiempo de descanso de 20 minutos lo van a reducir a 10 minutos. Es decir, que si las compañeras necesitan ir al baño y luego se quieren fumar un cigarrillo, bueno, ya no pueden porque no les va a alcanzar el tiempo”.

Otro de los puntos represivos de ajuste en el ámbito laboral que tiene por objetivo la super explotación de la fuerza de trabajo tiene que ver con la reducción del tiempo que tenían los trabajadores para concurrir al comedor servirse la comida y comer.

Jorge decía: “También a partir del 1º de noviembre reducen los horarios para ir al comedor y comer, hasta ahora el tiempo que teníamos para comer es de 45 minutos. Bueno, lo van a reducir a 30 minutos, pero tenemos ese tiempo para ir al baño, servirnos la comida, comer y volver a la línea de producción, es decir que en media hora tenés que estar de vuelta en la línea. Si comiste o no... no les importa”.

Cada una de estas medidas tienen por objetivo ir adoctrinando a los trabajadores nuevos para que se acostumbren a trabajar de esa manera, y lo tomen como algo naturalizado, por lo tanto si es natural es bueno. De esa manera consiguen una cantidad de mano de obra dócil y que no tenga experiencia en luchas o en conquistas de la clase obrera y por lo tanto no va a ir a reclamar algo que no conoce, y/o porque además no están esas condiciones de trabajo instauradas donde entran a trabajar.

Jorge nos contaba las nuevas medidas que se pondrán en vigencia a partir del 1º de noviembre: “otra de las cosas que modifican es la hora de entrada, solo podés entrar media hora antes de la hora que te corresponde llegar a la planta. Si por algún motivo vos llegas más temprano porque se te adelantó el colectivo... o hay compañeros que vienen de lejos y tienen que enganchar un tren más temprano de lo que corresponde porque sino con el otro llegan tarde, y si llegamos más temprano que la media hora establecida, nos tendremos que quedar parados afuera perdiendo tiempo y chupando frío, no podremos ingresar a la planta.”

Las conquistas que pudo disfrutar la clase obrera en nuestro país siempre fueron arrancadas a la patronal y a los gobiernos condescendientes con esa patronal con luchas aguerridas y muchas veces con sangre de la clase obrera. Otras con luchas de la clase obrera internacional como las 8 hs de trabajo, el sábado inglés y el descanso dominical ( el sábado se trabajaba medio día y el domingo no se trabajaba). Estos derechos se fueron perdiendo lenta pero sostenidamente desde la dictadura de Onganía en adelante.

El rol de la C.G.T y el Sindicato (STIA)
Otras conquistas obreras fueron perdiéndose cuando en nuestro país la Central General de los Trabajadores (C.G.T.) fue burocratizándose a tal punto de que los trabajadores cada día están más alejados de sus representantes. Por ejemplo, con el gran conflicto que están protagonizando los trabajadores de Kraft Foods ex-Terrabusi, la C.G.T. no convocó a ninguna movilización, ni un paro en solidaridad. El día 28 de septiembre, los trabajadores, organizaciones estudiantiles, gremiales y populares marcharon para exigir que se reincorpore a los trabajadores de Terrabusi y para repudiar la represión del 25 de septiembre, ese día por la noche la cúpula de la C.G.T. estaba festejando la unión del movimiento peronista con una cena pagada por todos los trabajadores, que disfrutaron los burócratas en el “Torcuato Tasso” de San Telmo.

Estas traiciones son conocidas por los trabajadores, por eso le dan sentido a la construcción de comisiones internas y trabajan con los delegados por sector que estén interiorizados de lo que sucede con cada trabajador, construyen agrupaciones de base y discuten los problemas de todos los trabajadores en asambleas, alejándose de la lógica vacía de la “representación dependiente” es decir sin participación de los trabajadores.

Esa lógica vacía de la “representación dependiente” es la que sirve a los burócratas sindicales que fueron tejiendo relaciones estrechas con la patronal y dejando solos a los trabajadores. Como es en el caso del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) que conduce Daer.

Algunas conquistas que debemos recuperar
Durante el menemismo se sancionó la ley de Reforma del Estado (desregulación del Estado) y la ley de flexibilización laboral que se ejecutó durante el menemismo y se sancionó en el gobierno de De La Rúa. De esa manera los trabajadores fueron perdiendo conquistas que la clase obrera había ganado en toda la historia. Conquistas que se arrancaron con la lucha de los trabajadores/as, trabajadores que dieron su vida en esas luchas.

En otra época la mujeres tenían lo que se llamaba “el día femenino”, un día al mes que se podían tomar las mujeres cuando se sentían mal por su período. Este derecho se perdió hace muchísimos años. Respecto a este tema nos decía Jorge: ”Muchas veces las compañeras necesitan salir de la línea de producción para ir al baño porque no pueden esperar que les llegue la hora del descanso... bueno, no se podrán ausentar de la línea de trabajo si no viene el líder (sería el capataz) y les firma la autorización para poder salir de la línea”.

Kraft Foods será declarada “libre de humo” a partir del 1 de marzo de 2010.

Jorge contaba: “entonces los compañeros o compañeras que fuman , ya no podrán fumar en el descanso, en el baño, que es el lugar que usan para fumar en general, y no podés ir a fumar afuera porque tenés 10 minutos nada más y hasta que saliste y prendés un pucho ya pasaron los diez minutos. Son todos ajustes pensados sobre la forma de producción para tener más reprimido al trabajador, para coartar los derechos que tenía dentro de su ámbito de trabajo.”

Como veníamos adelantando en otros informes Kraft Foods es una empresa multinacional de capitales norteamericanos que tiene como objetivo fundamental generar ganancias extraordinarias a partir de la superexplotación de la mano de obra. Para lograr su objetivo, hará que la crisis la paguen los trabajadores, es lo que vienen demostrando día a día, los 160 despidos y las más de 100 suspensiones tienen directa relación con ello.

Miles de injusticias una sola causa: el capitalismo
(www.agencianodosur.com.ar)

Rockultural...En la lucha, ni un paso atras!