Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

jueves, 17 de diciembre de 2009

No permitiremos un texto complaciente

(Con información de Prensa Latina, Fotos Prensa Miraflores)
Lo dijo Chávez en Copenhague
Primera intervención de Hugo Chávez en el Plenario de la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas (COP15) sobre el calentamiento global (Foto Prensa Miraflores)
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, abogó hoy por un esfuerzo extraordinario final para alcanzar un documento que responda a las expectativas de la humanidad sobre el cambio climático.

En su primera intervención en el Plenario de la Conferencia de las Partes de Naciones Unidas (COP15) sobre el calentamiento global, el mandatario venezolano fustigó a los países industrializados por “querer secuestrar” la reunión.

“No permitiremos un texto complaciente, sin compromisos reales de los ricos, los mayores emisores de gases contaminantes. Ni Venezuela ni el ALBA tolerarían un acuerdo maquillado. Presionemos a occidente, hagamos prevalecer la justicia”, precisó.

Chávez comentó que a su llegada hace apenas unas horas, pudo sentir que un fantasma recorre Copenhague, en sus calles y en las inmediaciones del palacio de congresos Bella Center, donde no cesan las manifestaciones.

“Son jóvenes que claman por su futuro con todo su derecho. Me llamaron la atención dos consignas que portaban, para mí reveladoras de los sentimientos de la sociedad civil”, señaló.

“No cambiar el clima, cambiar el sistema”, una muestra clara del descontento con el modelo de consumo del capitalismo, y “Si el clima fuera banco, ya lo hubiesen salvado”, una frase que debería convocar a la reflexión del capitalismo, dijo.

El jefe de Estado venezolano, junto con su homólogo boliviano Evo Morales los dos representantes de mayor nivel de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra America (ALBA), apuntó que el sentimiento de insatisfacción aquí es visible.

Compartimos el punto de vista del G77 más China en torno a la vigencia del Protocolo de Kyoto y la necesidad de que 500 millones de ricos en el orbe -responsables del 50 por ciento de las emisiones de CO2-, adopten el papel que les corresponde, anotó.

“No se pueden pedir por igual los límites de los recortes de gases contaminantes, cuando las naciones en vías de desarrollo apenas emiten el siete por ciento de los gases de efecto de invernadero”, puntualizó.

Asimismo, opinó que los procesos injustos de la Cumbre de Copenhague, que han provocado las críticas de los países en desarrollo, son un reflejo de la dictadura imperialista mundial.

Chávez pidió construir un nuevo orden mundial, fustigó al presidente estadounidense, Barack Obama, por recibir un Premio Nobel cuando estaba incrementando las tropas en Afganistán y exigió a occidente transparencia en las negociaciones finales de la COP15.



Rockultural...Menos de la décima parte de la población del mundo, que es asquerosamente rica, es capaz de contaminar al planeta y transformarlo en un sitio asquerosamente sucio, como el dinero que ganan estas corporaciones, dilapidando nuestra vida, destruyendo nuestros recursos y contaminando todo lo que esta a su paso, con tal de seguir haciendo montañas de sucio dinero.