Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

viernes, 11 de diciembre de 2009

SI EL DISTRAIDO NO VE... DINERO PODRIDO ES!

Por Noticiero Popular Mza
El miércoles 09 de diciembre de 2009 en la ciudad de Mendoza se llevó adelante la jornada: “La actividad minera en la República Argentina. Situación y Perspectiva”; convocada por la UNCuyo. La misma surge por la puesta en discusión sobre la aceptación de los fondos de YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio).

Pensemos una situación hipotética. Imaginemos que nos llega una carta a nuestra casa en la que nos informan que nos entregarán unos cuantos pesos para que nuestra familia utilice en educación. Sí, son bastantes pesos y a la familia le vienen bien, siempre es bueno invertir en educación, pensaron. Una de las hijas le pregunta al padre de dónde es que sale el dinero para que ellas estudien. El padre, se hace el bobo durante un tiempo, pero resulta que las hijas –cada vez más insistentemente- le preguntan por el origen de esa plata que la familia recibiría. Un día el padre les cuenta que una mega-empresa ha tenido el buen gesto de pensar en ellos que tanto lo necesitan. Así, ellas le replican que esa empresa utiliza 100 millones de litros de agua por día, que ha provocado la desaparición de gran parte de las actividades agrícolas en los departamentos aledaños a donde realiza sus actividades y que además no estaría bien aceptar ese dinero (tenga el fin que tenga) ya que se trata de fondos cuya procedencia está judicializada por contaminación y que eso, es un delito federal. Ante tanto reclamo justo pero inconveniente, el padre de la familia propone que debatan sobre ello, que no lo decidirían en el momento. Unas semanas más tarde se juntan el padre, las hijas y algunas otras personas cercanas a la familia y exponen sus ideas sobre el tema. Pero sucede algo curioso, cuando les toca a las personas presentes hacer preguntas y profundizar los temas, el padre se levanta de la mesa y se va.



En la ciudad de Mendoza el día 09 de diciembre de 2009 se llevó adelante la jornada: “La actividad minera en la República Argentina. Situación y Perspectiva”; convocada por la UNCuyo. La misma surge del despacho por minoría que se presentó ante la sesión del Consejo Superior del día 11 de noviembre, poniendo en discusión la aceptación de los fondos de YMAD (Yacimientos Mineros de Agua de Dionisio). Aunque la universidad trató de dilatar esta instancia de debate, un grupo importante de

estudiantes, profesores/as, graduados/as, militantes de la AMPAP (Asamblea Mendocina por el Agua Pura) se dieron cita para manifestarse contra la aceptación del dinero de las mineras. Pero, el eje del debate fue modificado desde la casa de estudio pretendiendo esconder, una vez más, la naturaleza de los fondos que financiarían la educación pública.


¿Qué hay detrás de este convenio?

En primer lugar, para legitimar, defender e instalar la actividad minera, las multinacionales necesitan profesionales que avalen su accionar. Por lo tanto la transferencia de estos fondos de manera directa a las universidades nacionales –bajo la denominada “responsabilidad social empresaria”-, deja al descubierto la estrategia que tienen para llevar adelante un saqueo “legitimado” por las unidades académicas. Lo que da pie para que una vez aceptado en un espacio que se supone crítico, pueda ser aceptado por el resto de las comunidades del país.

En segundo lugar, se visibiliza la universidad que tenemos. Una universidad con bajo presupuesto, que tiende a la exclusión, al elitismo, a privilegiar negocios y convertir el conocimiento en mercancía (en algo que puede ser comprado y vendido), que reproduce un modelo de país que se financia con plata sucia, abriéndole las puertas a algunos y cerrándose a otros. Así, en pos de una supuesta educación para todos y todas, acepta en este caso, fondos de YMAD, a cambio de la complicidad con los daños socio-ambientales ocasionados o realiza convenios con Repsol-YPF (poniendo a las personas y los recursos de una universidad pública al servicio de monopolios españoles, destinatarios privilegiados de la entrega menemista como Repsol que se salvó de la quiebra internacional porque se apoderó de YPF y ahora nos vende a precio internacional el petróleo que obtiene por las inversiones e instalaciones que pagó el pueblo argentino).

Pero esta situación que vivimos hoy en Mendoza, la vivimos también todas las Universidades nacionales que son tentadas a transar con las empresas y el poder.


Jugando al distraído…

La metodología propuesta para el debate constó con la presencia de cinco panelistas: Carlos Pincolini (abogado, especialista en derecho ambiental), Aldo Rodriguez Salas (abogado y ex secretario de ambiente de la provincia de Mendoza), Cayetano Fussari (geólogo, miembro del Servicio Geológico Minero Argentino), Daniel Funes (vecino de San Carlos y miembro de AMPAP) y Carmelo Cortese en representación de

FADIUNC (Gremio de Docentes de la UNCuyo). Los mismos, contaban con 15 minutos de exposición individual y luego una instancia de preguntas realizadas por escrito.
Durante sus exposiciones definieron las posiciones que tenían respecto al tema minero en general y sólo en tres casos se explicitó cuál era la decisión que debía tomar la Universidad en relación a los fondos. Cayetano Fussari a través de su exposición titulada: “Mitos y realidades de la minería argentina” habló de “falsas acusaciones” que recaen sobre la minería: “la minería seca”, “la minería saquea”, “la minería contamina”. Y a partir de allí, reveló las “bondades” económicas que traerían aparejadas, postulando que los fondos de las actividades mineras deben ser aceptados por la Universidad.

En esta misma línea, Carlos Pincolini afirmó que “las leyes hay que cumplirlas”, por lo tanto, la Universidad Nacional de Cuyo debe aceptar esos fondos porque la ley lo establece (aunque no está de más aclarar que la ley no nos obliga aunque lo permita), así lo comentó dirigiéndose directamente al rector de la UNCuyo –quien asintió con un movimiento de cabeza-. Pero por otro lado, ante el comentario de una de las asistentes de la sala que manifestó que la Universidad de Río Cuarto y Luján lo rechazaron, el abogado (a lo Poncio Pilatos), agregó que “entonces esto plantea un antecedente al respecto”. Así, ¿para qué están hechas las leyes?

El representante de la AMPAP interpeló a la Universidad a cumplir con su rol social de investigar y comunicar sobre la actividad minera en nuestra provincia. La organización le reclarmó a la universidad su supuesto compromiso con los ciudadanos, más allá de los acuerdos ilegítimos que tienen con las empresas mineras y el capital transnacional, cuyo único objetivo es la ganancia a cualquier precio.

Carmelo Cortese hizo referencia al tema específico de la aceptación o no de los fondos de la empresa Alumbrera, los que indirectamente provienen de la YMAD. Además, recordó cómo llegamos a esta instancia de debate y por qué es necesario sacar a la luz el origen de los fondos que financian la educación universitaria. Reafirmando el rechazo de los mismos por parte del sector docente citó los casos de las Universidades Nacionales de Luján y Río Cuarto; agregando que hubo 23 facultades que sentaron la misma posición.

A la hora del debate, nos encontramos hablando sobre tipos de minerías, aspectos legales, desarrollo sustentable… ¿pero qué paso con los fondos?

Parece que no había mucho que discutir para las autoridades de la UNCuyo, porque de los 42 consejeros superiores sólo 10 asistieron a la jornada y el rector no se quedó en la instancia de preguntas y “debate”. Esto quedó claro al enterarnos por parte del consejero superior de la FCPyS, que ese mismo día por la mañana se discutió en trabajo de comisiones del Consejo qué hacer con los $1.414.000 recibidos por la casa de estudios en enero de 2009 provenientes de YMAD del año anterior. Nos preguntamos, dónde estaba “el espíritu” y el compromiso hacia el debate sobre el tema minero de la universidad el año pasado cuando se decidió aceptar la sucia suma de más de un millón de pesos. Jugando al distraído la universidad esconde la aceptación de este dinero. Y hoy, parece que nadie supo nada.

El debate que no fue…

Como habíamos dicho, este espacio fue producto de la presencia de las organizaciones, estudiantes, gremios que quisieron que se diera el debate público sobre los fondos. Un debate que no fue porque la universidad vuelve a desconocer, vuelve a no escuchar lo que la sociedad mendocina está pidiendo.

¿Qué instancia nos queda? El próximo miércoles 16 de diciembre hay sesión del Consejo Superior a las 8.30 en el Rectorado de la UNCuyo donde nos tendremos que hacer presentes para reafirmar el rechazo de estos fondos porque sólo la organización y la presencia de los/as que luchan, hace cambiar el rumbo de los grandes capitales.

Esperamos que la Universidad Nacional de Cuyo diga NO a los fondos de YMAD, porque si bien la misma no es soberana, si es autónoma y esa autonomía debería ser la que le permita poner su conocimiento al servicio del pueblo y no de los grandes capitales. Así, entendemos que es un debate que nos tenemos que dar como sociedad toda, una sociedad que no debe aprender a convivir con la corrupción ni con los/as funcionarios/as corruptos/as, una sociedad que no debe dejar que gobierne el “menos peor”, una sociedad que a su vez, no va a entregarse fácilmente porque sabe que sólo a través de la resistencia, la lucha y la organización es que puede conseguir transformaciones profundas, en serio, para la mayoría.


Rockultural...El dinero sucio que hoy aceptas para vos, no paga por todo el daño que mañana harás padecer a la sociedad.