Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

lunes, 7 de junio de 2010

Vecinos de barrio en Guatemala viven con temor por inmenso hueco

(Cuba Debate)
Los vecinos del enorme socavón que se tragó el sábado pasado una casa en el norte de la capital de Guatemala han abandonado las viviendas cercanas al agujero, y quienes aún permanecen en el vecindario aseguran vivir con miedo constante.
“Yo solo puedo dormir a ratos, uno se siente impotente… el doctor me dijo que uno se tiene que adaptar a esta nueva vida, a esta vida que me cambió en segundos, pero es jo… (duro) adaptarse a esto“, dijo a The Associated Press María del Carmen de Ramírez, una mujer que tiene 60 años de vivir en este barrio del norte de la capital y cuya casa era vecina de la fábrica de ropa que fue a dar a fondo del socavón.

Las autoridades aún no tienen respuestas definitivas sobre qué causó el socavón o si continuará creciendo, dijo Sergio Cordón, miembro del equipo de geólogos que investiga el agujero.

Aunque los vecinos y los medios de comunicación locales estiman que hay una relación directa entre las lluvias del sábado pasado provocadas por la tormenta Agatha y el socavón, las autoridades aún no emiten un juicio definitivo.

De momento, han vallado el boquete y colocado gigantescas mantas de plástico para evitar que los aguaceros continúen desgastando las paredes de este agujero de unos 20 metros de diámetro, cuyo perímetro describe un círculo casi perfecto.

David de León, vocero de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), aseguró que aún no hay resultados definitivos de las mediciones hechas con un radar de penetración del subsuelo. Ese aparato que “toma una radiografía del subsuelo”, no pudo dar información precisa debido al magnetismo de la arena volcánica que hay en las calles de la capital a consecuencia de la erupción del volcán Pacaya el 27 de mayo, dijo.

“Nos dijeron que van a tardar doce a dieciocho meses en tapar el agujero, pero yo ya no sé qué creer. No regreso hasta que me aseguren que todo está bien“, añadió De Ramírez. Ella y su familia viven en casa de su cuñada, a pocos metros del socavón y no ha vuelto a su vivienda desde que salió corriendo el sábado por la noche bajo uno de los más fuertes aguaceros que ha visto la ciudad en décadas.

Las autoridades no han dicho aún si el agujero es producto de filtraciones de agua del subsuelo, como un socavón similar ocurrido en 2007 a dos kilómetros del lugar. A André Anguiano no le queda duda de ello.

“Había sonido como de agua, como de mucha agua, cuando se abrió el agujero“, aseguró Anguiano quien estuvo a punto de irse en el boquete cuando el suelo se abrió momentos antes de que pasara por el lugar en su automóvil.

“Fue mi esposa la que me alertó, yo seguía manejando y no me di cuenta que había un gran agujero”, se ríe ahora. “Pero en ese momento estaba bien asustado, nos llevamos a mis suegros a pasar la noche en otra zona de la ciudad“.

Su esposa, al igual que los demás vecinos, pide que les digan si hay algún riesgo.

De León y los expertos de Conred no ofrecen respuestas de inmediato.

En tanto, una fábrica local de cementos evalúa si es posible mezclar las toneladas de arena que cayeron como producto de la erupción volcánica con concreto para llenar el enorme boquete.

(Con información de AP)

Rockultural...Aún no se ha podido constatar fehacientemente que ocasionó el inmenso crater. Lo único cierto es que el pueblo guatemalteco sigue sufriendo despues de lo que ocurrió con la catastrofe climatológica.