Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

lunes, 15 de marzo de 2010

Gran Premio Santiago Alvarez a documental sobre golpe en Honduras

(Cuba Debate)
El documental Eramos invisibles, sobre la resistencia contra el golpe de estado en Honduras, obtuvo el Gran Premio Santiago Alvarez en el XI Festival Internacional que lleva su nombre, finalizado hoy en Santiago de Cuba.

El jurado ditinguió en esa ópera prima, de la venezolana Ana Laura Pereira -quien también se alzó con el lauro de mejor dirección-, sus valores artísticos, la urgencia y denuncia del deleznable suceso.

Otros galardones otorgados fueron para Alumia, de las realizadoras brasileñas Andrea Ferraz y Carol Vergolino; Eso que anda, dedicado a los 40 años de la orquesta Los Van Van, del cubano Ian Padrón, y Partir o morir, del francés Rodrigo Sáez.

Los premios especiales recayeron en Utopía y barbarie, del brasileño Silvio Tendler; Hasta Santiago, del cubano Richard Abella; y Lucanamarca, de los peruanos Carlos Cárdenas y Héctor Gálvez, como ópera prima.

Creadores de más de 15 países compitieron en el concurso, que incluyó unas 70 obras en la muestra informativa y rindió homenaje a Brasil, a los 50 años del Noticiero ICAIC Latinoamericano, a la Cinemateca de Cuba, al músico Juan Formell y al Premio Nacional de Literatura Reynaldo González.

En la jornada final se exhibió el corto Llenos de esperanza, fruto del primer taller de realización audiovisual para niños y jóvenes auspiciado por la Oficina Santiago Alvarez y desarrollado en escuelas del barrio de San Pedrito, como una iniciativa en pos de la continuidad del documental.

Lázara Herrera, presidente del Festival, anunció que en la próxima edición el tributo será para Venezuela y continuará la experimentación con el grupo de noveles realizadores santiagueros.

(Con información de Prensa Latina)

Rockultural...Lo que era invisible para el ojo idiota y la prensa golpista, era más que evidente para el pueblo hondureño y los hermanos latinoamericanos, que luchamos por esclarecer y darle luz a la verdad de un pueblo sometido y mutilado por un gobierno digitado desde la casa blanca.