Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

miércoles, 26 de octubre de 2011

Medios alternativos: Comunicación alternativa, en momentos en los que la comunicación no tiene alternativas


(Colectivo Avanzar)
La comunicación, como hoy la concebimos, es un producto/servicio de suma importancia para el  sistema y las estructuras de poder.
No sólo se ha transformado en un eje fundamental de recaudación de miles de millones al año, sino que se ha diseñado con el fin de conocer de manera rápida y concisa cuáles son nuestras necesidades, inquietudes y gustos, para de esa manera, allanarle más fácilmente el camino hacia la dominación de nuestros pueblos, por medio de la construcción de escenarios ficticios y/o verosímiles para condicionar nuestra opinión, nuestros gustos  y nuestra manera de pensar.
La tecnología se ha instalado de manera irrefutable en nuestras vidas, al punto que ha llegado a condicionar nuestro futuro si algún día hubiera algún inconveniente serio que dañara toda la matriz informático-tecnológica de nuestro planeta.
Nos vemos literalmente invadidos por la publicidad, la propaganda gubernamental, los satélites, las redes informáticas (mal llamadas redes sociales), los noticieros, la programación y los mercaderes de la opinión y la imagen, que nos muestran una realidad que difiere tangencialmente de nuestra vida cotidiana.  Esta estructura de poder busca generar, por medio de la creación de “nuevas necesidades insatisfechas”, angustias y deseos en nuestras vidas  para que dediquemos y derrochemos nuestras energías en perseguir esos nuevos objetivos y desviarnos, muy astutamente, de nuestros verdaderos objetivos de clase: la unidad y la organización en la lucha de clases.
En décadas pasadas hemos visto como el sistema  se apropió de estructuras y espacios culturales creados por nuestros pueblos y que jugaban un papel central en la opinión y el pensamiento de nuestra clase: centros culturales, plazas, esquinas y hasta los potreros, donde podíamos jugar al fútbol, representaban un espacio en donde podíamos expresarnos libremente y sin condicionamientos del poder. La instalación de estas mega-estructuras tecnológicas tuvo mucho que ver en la desaparición de estos espacios, y nos alejó cada vez más de nuestros vínculos personales para imponernos una cultura globalizada que representara los intereses del consumo y el poder.
Hoy, ante este escenario impuesto por el sistema, nos vemos en el desafío de tomar toda esa tecnología para transformarla en una herramienta útil para nuestra clase. Debemos ser capaces de generar nuevos soportes o transformar los existentes para convertirlos en canales de comunicación para generar unidad y organización en nuestros pueblos: canales televisión, radios, videos, fotografías, blogs, redes informáticas, etc.
El objetivo es construir espacios de comunicación con estas herramientas y medios para brindar a nuestros pueblos la posibilidad de expresarse y dar a conocer sus problemáticas. Construir medios alternativos producidos por nuestra clase y que representen la voz de los que luchan, sin las imposiciones que el aparato multimedial burgués nos impone para tapar nuestra realidad, la realidad del pueblo.
Es un paso adelante a la hora de establecer vínculos a largas distancias, ya que nos permite conectarnos con las problemáticas de los pueblos en distintas partes del mundo y acompañar las luchas populares de nuestros compañeros de clase, generando de esa manera, lazos solidarios de lucha en muchas partes a la vez.
La creación de medios alternativos nos permite conocer la realidad por la que los pueblos están atravesando, sin las censuras y omisiones que los grandes medios hacen cuando se ven afectados  sus intereses de poder.
Es importante entender que el objetivo de los medios alternativos no es la masificación de la opinión ni tampoco concentrar la información en inmensas estructuras, el objetivo es la comunicación de la clase. Es necesario comprender la importancia que tienen estas herramientas a la hora de la construcción, la solidaridad, la unidad y la organización de nuestra clase para enfrentar el aparato comunicacional burgués y la barbarie imperialista.
Como clase debemos mantenernos alertas por medio del estudio y atendiendo a los cambios y barreras que interponga  el sistema a nuestro objetivo de comunicar, utilizando todo nuestro conocimiento y habilidades para vulnerar las imposiciones y bloqueos propuestos con las trampas que nos presentan.
Es nuestro compromiso construir, generar o rediseñar estos espacios de organización para que podamos brindar, una alternativa para la comunicación que nuestros pueblos merecen.