Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

martes, 18 de octubre de 2011

TORTURAS EN BAHÍA BLANCA

(Agencia Walsh)
Submarino seco, práctica habitual en las comisarías.
torturas633"Me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y me golpeaban por todos lados"
(AW) Los tiempos de dictadura no pasaron en la comisaría primera de Bahía Blanca. Submarino seco y golpes brutales son los métodos que los policías encontraron para que el albañil Carlos José confiese haber participado de un robo.
Bahía Blanca,
Carlos I. José es un joven de 24 años que trabaja de peón de albañil. Fue detenido en la madrugada del 12 de octubre por un supuesto robo agravado por el abuso de armas. La detención fue realizada por personal de la Seccional Primera de Bahía Blanca.
Dentro de la comisaría Carlos sufrió feroces torturas. En la declaración de la denuncia penal que realizara José con el apoyo de su madre,  el joven relató los tomentos recibidos y pudieron constatarse lesiones en el 70% de su cuerpo. "Me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza" dice el estremecedor relato de Carlos "y me golpeaban por todos lados. Patadas, trompadas y con un palo tipo cachiporra. No podía respirar y del dolor me quería morir. Me caía al piso y ellos me levantaban de la cabeza y de las orejas. Me colocaban contra la pared y volvían a pegarme y me repetían "donde está el fierro" y yo les decía que no sabía de ningún fierro. Querían que firme que yo había robado." Sabido es que la tortura es una práctica habitual en casi todos los lugares de detención de todo el país, pero justamente es inaceptable que en una nación que se dice democrática y defensora de los derechos humanos, estás prácticas se naturalicen y más aun, que la justicia proteja a quienes la realizan.
Según el relato de una vecina el maltrato comenzó en el momento mismo de la detención en Villa Quilmes. La vecina, que prefirió ocultar su identidad, afirma que cuando detienen a Carlos José, "inmediatamente lo tiran al piso y le empiezan a pegar". La señora relata que se acercó gritándoles "¡Qué hacen! ¡Este es buen pibe! ¡Déjenlo!" Ella logró agarrar a Carlos de un brazo que ya estaba boca abajo y esposado, cuando un policía le dice "andate adentro porque te llevamos a vos también"
El robo del que es acusado Carlos José tuvo trascendencia en los medios de Bahía Blanca, no así la denuncia de las torturas recibidas en la comisaría. El diario "La Nueva Provincia" cubrió el hecho. Allí el comisario Petrizan relata que en el momento de la detención se le secuestro al joven la billetera robada con el dinero sustraído, sin embargo y contradiciendo al comisario en la declaración del personal policial a la fiscal se dice que la billetera fue encontrada en la playa de estacionamiento donde se denunció el robo. El joven sólo tenía en su poder $32 recibidos de su trabajo de albañil de la jornada. Dinero que fue entregado a su madre por personal de la comisaría 4ª, donde actualmente Carlos José se encuentra detenido.