Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 9 de enero de 2010

La Industria de la Alimentación necesita el hambre

Fuente: http://www.consumehastamorir.com/
Via Campesina frente a la Cumbre de la FAO
Durante la pasada Conferencia del sector privado y de la FAO en Milan el pasado 12 de noviembre, Nestlé se presentó como solución al problema del hambre en el Mundo. Atrevida propuesta de una multinacional que ha sido repetidas veces denunciada por fomentar la formula del consumo de leche para bebes en detrimento de la lactancia materna en los paises en desarrollo.

Pero en realidad, hay más. Como ha explicado la organización Vía Campesina, el papel de Nestlé y de otras multinacionales de la alimentación ha hecho que el hambre sea un problema estructural: Muchas transnacionales han aumentado sus beneficios durante la crisis alimentaria y han jugado un rol principal al incrementar el hambre en el mundo mediante la toma de control sobre el sistema alimentario y los recursos productivos como la tierra y el agua, excluyendo a campesinos y campesinas de la misma producción alimentaria.

Estos actores privados han presionado por cambiar los modelos agricolas de producción, forzando a modos productivos intensivos e introduciendo tecnologias y politicas como los agrocombustibles, los transgénicos y la liberalización del comercio con el único interes de incrementar sus beneficios. Las deslumbrantes fallas de estas estrategias corporativas de las transnacionales frente al sistema alimentario son evidentes dadas las estadisticas que demuestran el constante aumento en las cifras de las personas que sufren de hambre en el mundo.

Henry Saragih, coordinador general de La Vía Campesina explicaba que en su pais natal, Indonesia, Nestlé ha contribuido directamente al empobrecimiento del campesinado y al fomento de la malnutricion particularmente entre los bebes, a traves del control de la produccion y del sistema de precios dentro del sector lechero.

La solución que proponen las grandes empresas de la alimentación, por lo tanto, es más industria, concentración de poder y estandarización alimentaria. Pero eso, ya lo sabemos muy bien, no elimina el hambre.











Rockultural...El negociado mas redituable del siglo XXI forma parte del cóctel brutal de la derecha: El hambre, el desempleo, la ignorancia y el sometimiento.