Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 10 de julio de 2010

Gobierno de Panamá vuelve a decretar toque de queda en zona de huelga

(teleSUR)
El Gobierno de Panamá decretó por segundo día consecutivo el toque de queda en la ciudad de Changuinola. (Foto: Efe)
El toque de queda decretado el pasado jueves en la ciudad de Changuinola continúa por segundo día consecutivo este viernes, ante la continuación de la huelga de los trabajadores bananeros cuya represión por parte de la Policía local ha dejado. Los obreros de la industria bananera exigen la derogación de la ley 30, la cual establece la eliminación de la obligatoriedad del pago en la cuota sindical, entre otras reivindicaciones.

El gobernador de la provincia occidental panameña de Bocas del Toro, Bonifacio Ábrego, decretó este viernes el toque de queda en la ciudad de Changuinola por segundo día consecutivo ante la huelga que mantienen desde el pasado jueves obreros bananeros, quiene exigen la reivindicación de sus derechos y mejoras salariales a raíz la aprobación de una polémica ley.

Así, se espera que aumente la represión policial sobre los manifestantes. La desmedida acción de uniformados de los organismos del orden público ya ha dejado al menos dos muertos y más de 300 heridos.

"El gobernador ha decretado toque de queda desde las 21.00 hasta las 7.00 horas (de 02.00 a 12.00 GMT)", indicó el secretario de Comunicación de la Presidencia, Alfredo Prieto.

De esta manera, se extiende el toque de queda decretado ayer por el gobernador y que estuvo vigente entre las 23.00 horas del pasado jueves y 08:00 horas de este viernes (04:00 y 13.00 GMT).

De acuerdo con la disposición del representante del presidente de Panamá, Ricardo Martinelli, en la provincia, se faculta a todos los estamentos de seguridad a "despejar todas las vías que se encuentran obstruidas en todo el distrito de Changuinola", habitado por unas 50 mil personas.

Los huelguistas manifiestan su descontento por la aprobación de la llamada Ley 30, la cual permite a los empresarios, entre otros aspectos, evadir el pago de horas extras y reponer el día de descanso a los trabajadores que laboren los días domingos.

Hasta ahora, las protestas en Panamá han dejado un saldo de dos muertos y unos 300 heridos. (Foto: El nuevo herald)
La corresponsal de teleSUR en Panamá, Claudia Figueroa, informó que la cantidad de efectivos policiales en el lugar del conflicto era mayor que la observada el pasado jueves.

Agregó que todavía existían grupos de manifestantes en el centro de Changuinola y los accesos a la zona continuaban bloqueados.

"Existen focos de manifestación en el centro de Changuinola y las cuatro entradas de la zona siguen bloqueadas", indicó la reportera.

Este viernes al mediodía finalizó una reunión entre el ministro de la Presidencia de Panamá, Jimmy Papadimitriu, y los representantes del Sindicato de Trabajadores de la Industria del Banano.

Los obreros de la industria bananera solicitan al Gobierno que se derogue la ley 30 que además establece la eliminación de la obligatoriedad del pago de la cuota sindical por medio del descuento directo.

El toque de queda impuesto este viernes faculta a todos los efectivos de seguridad a despejar las áreas que se encuentren obstruidas a lo largo de Changuinola que posee una población de 50 mil personas, indicaba un comunicado oficial emitido por la emisora de radio local.

El documento también indicaba que las personas que circularan por las calles en las horas del toque de queda serían detenidas por las fuerzas del orden

Ante la situación, el presidente de Panamá Ricardo Martinelli manifestó que se estaría reuniendo con los representantes sindicales dentro de poco ante la insistencia de que el mandatario estuviera presente en la zona para hablar sobre la derogación de la ley.

Rockultural...El accionar represivo de la derecha en todo el planeta cada día se hace más evidente. No debe ser ignorado. Los grupos hegemónicos y los gobiernos consecuentes están garantizando este terreno para poder llevar a cabo sus negociados y transas que se pagan con la sangre del pueblo oprimido.