Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

lunes, 12 de julio de 2010

Represión, represión y más represión

(Radio Perspectiva / Radio Rockultural)
Estamos acudiendo a un ciclo que comienza a mostrar sus facetas más duras, es el momento en el que la derecha se está empezando a sacar la careta y está demostrando ante la sociedad, en su conjunto, ¿Para quién gobierna? y ¿Cual es su objetivo? La represión se manifiesta de muchas formas, pero el fin siempre es el mismo: oprimir y despojar de libertad a los pueblos.

Podemos verlo en Honduras, con la dictadura que se instaló hace un año, y que entre medio se ensayó una obra siniestra en la que la casa blanca se garantizaba un títere en el sillón de mando y detrás de toda esa pantomima las fuerzas militares y policiales asesinaban al pueblo que se resistía a estar bajo la opresión y el mando de un gobierno de facto.











Hace unos días pudimos verla en Europa, cuando se produjo la crisis del capitalismo financiero que daría como resultado una huelga general, principalmente en Grecia y España, debido a que la derecha gubernamental y los grupos financieros con sus “salvatajes” inmundamente millonarios a los bancos, le hicieron pagar al pueblo con ajustes, despidos masivos y con una injusta y bestial represión, todos los despilfarros que provocaron en la economía.







También el autoritarismo fascista se hace presente en los atentados en Gaza a manos de los ejércitos de yanquis y sionistas que irrumpen en el pueblo Palestino, masacrando a la resistencia y abusando de mujeres y niños con su prepotencia y violencia desmedida.










Ahora en Panamá, vemos como los abusos de autoridad, por parte del gobierno al modificar las leyes en favor de los intereses empresariales, se cobran 6 vidas y más de 300 de trabajadores heridos, que reclamaron por la reivindicación de sus derechos laborales y mejores condiciones en sus empleos, en accionares represivos por parte del estado durante las manifestaciones de los obreros en huelga.









En Sicilia, Italia, la empresa FIAT que es un emporio imperialista a nivel mundial, está preparando para fines de 2011 un despojo masivo de obreros con larguísimas y excelsas trayectorias en sus carreras laborales. Trabajadores con una dedicación y una pasión inconmensurable por lo que hacen, perderán sus empleos porque los márgenes de ganancia de la empresa serían mucho más elevados si ésta instala plantas en Polonia, Croacia y Eslovenia (naciones que fueron golpeadas duramente por la crisis europea), generando con esta medida, no sólo la precarización de los puestos de trabajo, pagando sueldos más bajos por la mano de obra menos calificada y la destrucción de todo aquello que a los trabajadores les costó forjar en sus vastas carreras, sino que se busca debilitar al movimiento obrero con los despidos masivos, quitarle fuerza sindical, y al dividirlos con las liquidaciones, provocarán una confrontación social entre ellos (como pudimos ser testigos en el caso de Kraft Foods en Argentina). La instalación de nuevas plantas en países en los que la crisis se hizo visible, provocará en los nuevos obreros, opresión y sometimiento para que éstos conserven sus empleos, una modalidad conocida que el esclavismo imperialista tiene para nuestra clase. Esa medida de carácter represivo está avalada por el gobierno de la derecha Italiana que en lugar de gobernar para su pueblo, sigue operando a favor de las multinacionales negreras.


Qué decir de Argentina, que durante la ficción de un gobierno “progresista” que se hace llamar “de los DD.HH.”, a 8 años de su dinastía de poder, podemos ver como la represión, las desapariciones, las torturas y los asesinatos a manos de la fuerza pública, hacen crecer la lista de muertos por crímenes en un estado “democrático”.











Seguramente nos estamos olvidando de mencionar muchos más casos de la represión militar, empresarial y estatal, que ya inició su fase más violenta. Las guerras, los embates militares y policiales y la opresión social será la metodología que implementará la derecha en todos los planos posibles. La organización, la unidad y la construcción de espacios de consenso son el único camino que los pueblos debemos transitar.
La Unión hará la Fuerza, Juntos Somos Más!