Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

domingo, 30 de mayo de 2010

EL PROLETARIADO COMO SUJETO DE LA REVOLUCIÓN - VISIÓN ACTUAL

LIC. MARTHA LIDIA FERREIRA
EL PROLETARIADO COMO SUJETO DE LA REVOLUCIÓN
Cuando Karl Marx presentó al mundo en 1848 su “Manifiesto Comunista”, con el conocido llamamiento «proletarios del mundo, uníos», la palabra proletario ya contaba con más de dos mil años de vida.
En la Roma imperial, los proletarius eran los ciudadanos de la clase más baja, que no tenían propiedades y cuya única utilidad para el Estado era generar proles, ‘hijos’, para engrosar los ejércitos del Imperio.

Los marxistas retomaron el término para designar a los obreros de la sociedad capitalista del siglo XIX, quienes no tenían, tal como los proletarios romanos, nada que ofrecer a la sociedad, excepto su fuerza de trabajo y su prole para reproducir las relaciones capitalistas de producción.

La Burguesía es un término utilizado principalmente en la economía política, y también extensivamente en sociología e historia.
La palabra de origen francés describía originalmente a los habitantes urbanos (característicamente mercaderes o artesanos en la edad media tardía). La pequeña burguesía es una clase social como la entiende la economía política y el marxismo entre 1743 y 1836. Es decir, un grupo social que se encarga de inventar a los consumidores necesidades para comprar artículos que a fin de cuentas no les sean tan necesarios, puede identificarse por su papel en un modo de producción, caracterizado por una posición en las estructuras de producción y por establecer relaciones de producción específicas con otras clases. En el caso de la burguesía se caracteriza por poseer medios de producción y, gracias a esto, establecer una relación mercantil con el proletariado, que al no poseer estos medios debe vender su fuerza de trabajo a la burguesía. La relación mercantil entre burguesía y proletariado permite la acumulación de capital por parte de la burguesía que caracteriza al capitalismo.Reproducción Capitalista.


Vale decir que, saliendo de la Edad Media, ante la llamada Revolución Industrial, fué preciso estudiar las Leyes, Categorías del nuevo Sistema y, fundamentalmente, las nuevas relaciones de producción que se establecieron. Aparece el SALARIO, la jornada laboral, los sujetos tranformadores de Materia Prima, con otros Medios de Producción y pertenencia, y una cadena de producción donde nadie fabricaba el producto total sino una parte de él, así como el tipo y destino de ese producto terminado.

Aparece un PROLETARIADO propio del Capitalismo, con un salario depreciado respecto a su poder adquisitivo de lo producido, claras diferencias de clases con un antagonismo difícil de sobrellevar sin la ruptura revolucionaria que le permita avanzar, empobrecimiento y marginación constante, ejércitos de desocupación como "medida" para sostener salarios más bajos y más horas de trabajo, y sin otra cosa que ofrecer que su fuerza de trabajo menospreciada. El Capitalista, dueño de la Materia Prima, Medios de Producción y Producto final, a través de la explotación reproduce, por medio del salario y plusvalía puesta por la mano del hombre, su Capital permanentemente incluso centralizando y concentrando hasta la fase superior: el IMPERIALISMO. Allí el sector financiero detenta el Poder, por encima de los Gobiernos !

Las teorías aportan la recuperación de la dignidad del trabajador, con su consciencia transformadora de Materia Prima, Producto y la Ley de Plusvalía que desenmascara la explotación. Ello trae aparejado inmensas cantidades de luchas obreras, huelgas, Sindicatos, políticas, inéditas formas de lucha por jornadas de ocho horas, erradicar el trabajo infantil y de la mujer (doblemente explotada), sábado inglés, "Ley de la silla" para la mujer embarazada y otros. La historia de las luchas obreras se escribieron con sangre.

Por supuesto, conjuntamente, aparece la represión de todas las formas y con todas sus caras.

Sin embargo el obrero, por pertenecer a una cadena de producción, donde se genera una interdependencia natural hasta el producto final, que nadie sabe hacer completo, por manejar los Medios de Producción y saber el costo final de lo producido, está condenado a generar en sí mismo una conciencia transformadora, a ser SUJETO DE LA REVOLUCIÓN. Allí nace su conciencia, su dignidad...

Hoy en día los tiempos han cambiado mucho, en todo: tecnología, capacitación, productos y máquinas. Lo que no cambió fueron las Relaciones de Producción de explotación, aunque se ha hecho inmensa la brecha entre ambas clases donde en algunos países dejó de existir la clase media o pequeña burguesía. La palabra "proletariado" hoy, por la memoria colectiva que guardan los pueblos, y su capacitación autodidacta o académica (o ambas) se ha hecho extensiva a todos los trabajadores y marginados del mercado laboral, aunque no sean "transformadores de Materia Prima en una cadena de producción".

La clase media es su aliada táctica, poco confiable, pues sólo lo hace cuando le conviene y, si no, se une al Capitalista, intentando "salvarse": SIEMPRE ENTRE DOS AGUAS.

En nuestros tiempos la lucha es trabajadores contra el Capital en su forma Imperialista, su cara más cruel. Contamos con Partidos políticos, Sindicatos y Organizaciones sociales de todo tipo, pero el largo brazo del PODER desalienta la lucha, desanima la utopía de transformar este estado de cosas, penetra en todos lados restando, dividiendo, incorporando teorías de un "capitalismo más bueno", tergiversando los principios ideológicos, aislando y atacando uno por uno hasta vencerlo.

Creo que aclarado esto, a mi modesto entender, y solicito disculpas por mi actitud, DEBIÉRAMOS hacer, precisamente LO CONTRARIO. El hoy llamado genéricamente "campo popular", tal la profundización de la brecha entre ambas clases sociales históricamente antagónicas, aunque sólo una de ellas llamada a ser transformadora y avanzar hacia un estadío superior, debe retomar la iniciativa de la lucha, a todo nivel, para cumplir su rol histórico. Deberá hacerlo sumando y multiplicando, respetando tiempos y aliados para la etapa y para la estrategia final. Si continuamos juntando enemigos en la "vereda de enfrente" quedaremos aislados y cantando consignas huecas. La flexibilidad política debiera ser una Materia en las Escuelas de Cuadros. Debemos cambiar las Relaciones de Producción de explotación a COLABORACIÓN más temprano que tarde porque no olvidemos nosotros seguimos poniendo los muertos...

Gracias compañeros !

Rockultural...La única clase que nos llevará hacia la libertad, la equidad y la justicia, es la clase obrera. Unidad de los Trabajadores! El único camino que nos hará ver una realidad mas justa.