Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

domingo, 9 de mayo de 2010

Haití: unos se preocupan por elecciones, otros por sobrevivir

(Prensa Latina)
Escrito por Héctor Miranda
Puerto Príncipe,(PL) El presidente René Preval solicitó al Parlamento haitiano una prolongación de su mandato y aunque la oposición manifestó su rechazo, algunos sectores de la sociedad se mantienen hoy al margen.

Preval pretende extender su mandato hasta el 14 de mayo de 2011, pero solo si las elecciones presidenciales no se celebran a finales de noviembre próximo.

Aunque la Constitución de Haití establece que el cambio de poder debe efectuarse el 7 de febrero de 2011, la situación de emergencia que provocó el terremoto del 12 de enero pasado puede alterar los tiempos del proceso eleccionario.

Por ahora, el ministro encargado del enlace entre el presidente y el Parlamento, Joseph Jasmín, adelantó que Preval envió la propuesta, porque, sobre todo, quiere prever cualquier contingencia.

Según Jasmin, "gobernar es prever" y el mandatario sólo quiere adelantarse a cualquier situación y tener una alternativa, con la intención de mantener la estabilidad del país.

Por otra parte, el propio Preval aseguró a la prensa que no quiere "en ningún caso seguir en el poder fuera de mi mandato constitucional de cinco años".

Los cinco años exactos del mandatario se cumplen el 14 de mayo de 2011, porque asumió en idéntica fecha de 2006.

Hasta entonces y desde la salida por la fuerza de Jean Bertrand Aristide, en 2004, un gobierno provisional rigió los destinos del país.

En primera instancia, los parlamentarios y dirigentes de la oposición rechazaron la propuesta del jefe de Estado y algunos de ellos insinuaron que su intención pasa por eternizarse en el poder.

Para Evans Paul, miembro de Alternativa para la Democracia y el Progreso, el gobernante tiene "una agenda personal, que no tiene nada que ver con el interés del país".

Sin embargo, al haitiano común le interesa mucho más la solución de sus problemas que las elecciones y hasta cree que la permanencia de Preval pudiera ayudar en la solución de varios problemas, entre ellos el del empleo y la vivienda.

El movimiento telúrico de enero dejó más de 220 mil muertos y 300 mil heridos, además de casi un millón y medio de damnificados, la mayoría de los cuales vive aún en campamentos improvisados en esta capital y los alrededores.

Muchos de esos creen que en lugar de elecciones, la comunidad internacional, la oposición y el gobierno deberían unir esfuerzos para acelerar la construcción de viviendas y encontrar una forma para darle empleo a los haitianos.

De cualquier manera, muchos creen que elaborar un nuevo padrón electoral a corto plazo puede ser demasiado costoso y siempre dejaría dudas sobre la legitimidad o no del proceso.

Algunos, incluso, ni piensan en eso, porque en su agenda diaria sólo aparece un punto: tratar de sobrevivir y conseguir que su familia haga lo mismo.

Rockultural...Como es de esperar en estas "democracias burguesas" a manos de grupos concentrados, mas vale "pensar" en los intereses de la gente, que interesarse por pensar en la gente y para la gente.