Radio Perspectiva de Clase

GN Streaming Media Player

sábado, 13 de abril de 2013

La cárcel cubana que parece un resort


(Rebelion)
Y no la caracteriza un comunista así, sino AFP y Microsoft, de cuyo portal tomé las siguientes fotos y comentarios (y entre corchetes, los míos):

Tiene palmeras, campos deportivos, comedores y sol casi todo el año, pero no es un resort en una playa del Caribe, sino la mayor cárcel de Cuba, el "Combinado del Este", que este martes fue abierta a la prensa extranjera por primera vez en nueve años.


La situación en las cárceles cubanas, donde están recluidas unas 57.000 personas, ha sido denunciada por organismos de derechos humanos [¿se podrá tomar todavía a esta gente acríticamente cuando hay entre ellos quienes desprestigian a los DD. HH., por los cuales lucharon tantas valiosas personas?... y ello sin tener en cuenta lo básico: que trabajan sin tener en cuenta el contexto, con un nivel de abstracción nuboso], pero el director del 'Combinado del Este', teniente coronel Roelis Osorio, afirmó que el trato a los reclusos se basa en 'principios humanitarios'.

'El 83,4% de los internos que egresa (de las cárceles) se reinserta socialmente. Solo el 9% reincide', agregó, afirmando que los guardias 'trabajamos sobre principios humanitarios de tratamiento de las personas'.


Situada en una zona rural próxima a La Habana, esta prisión tiene unos 3.000 presos. También posee un hospital con 200 camas.

El 27% de los presos trabaja y percibe salario, el 35% cursa la enseñanza primaria o secundaria y el 49,8% está aprendiendo un oficio, como albañil o carpintero, según Osorio.


El único bullicio provenía de los 12 músicos de la orquesta 'Luz del ALBA' (por la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra América), que dirige Jan de la Maza, de 29 años, condenado por robo con violencia, quien espera lanzar su carrera artística cuando salga de prisión.

También existe un coro, dirigido por el preso Oscar Bequer, que cantó varias canciones ante la prensa, mezclando ritmos africanos y cubanos.

Osorio afirmó que no hay violaciones sexuales entre reclusos. 'En nuestro sistema penitenciario hace años que eso no existe. Yo diría más de 30 años', expresó el oficial. El jefe de sanidad penitenciaria, Kervin Morales, dijo que las agresiones con arma blanca entre presos son escasas ('casi no tenemos urgencias') y no hay contagios de VIH en las cárceles [¿cuántos países capitalistas pueden decir eso?... muy pocos, si exceptuamos los minúsculos]. Sin embargo, admitió que cada cierto tiempo hay huelgas de hambre.

En esta labor trabajan mecánicos externos y reclusos, que ganan por 'resultados'. Algunos perciben entre 2.000 pesos y 3.000 pesos al mes (83 a 125 dólares), entre tres y cinco veces sobre el salario promedio nacional, según Osorio. [muy diferente al país de la libertad]

No hay comentarios: